Viernes, 11 de Enero de 2008

Munúa destroza la cara a Aouate por pedir su puesto

PEPE GARCÍA-CARPINTERO ·11/01/2008 - 22:58h

Lotina se queda sin porteros en el momento menos adecuado. Y todo porque Munúa se levantó ayer con ganas de repartir justicia por su cuenta. El uruguayo, premeditadamente y tras el entrenamiento, le partió ayer la cara a Aouate en el vestuario: le ha dejado una señal de ocho puntos en el rostro. La agresión se produjo cuando Dudú salía de la duchas. Munúa se abalanzó sobre el israelí y le gritó: "¿Tú, qué miras?". Después llegó el puñetazo que ha dejado la cara de Aouate hecha un cristo. "Fue todo rápido. No me lo esperaba. Me acababa de duchar y me pegó. Todo esto es muy triste. Es la primera vez que me pasa y me sorprende mucho que un compañero tuyo te pegue sin discutir, sin hablar, sin ningún tipo de cosa de por medio. Esto es muy triste", señalaba Aouate a la salida de la ciudad deportiva de Abegondo.
Y es que al parecer a Munúa no le hicieron ni pizca de gracia las declaraciones de su compañero en las que afirmaba que no entendía su suplencia y que esperaba recuperar el sitio bajo los palos en breve.


Tendrá que jugar el del filial
El club gallego actuó rápidamente y apartó a los dos jugadores . A través de un comunicado oficial, explicó que la decisión ha sido tomada por el presidente de la entidad, Lendoiro, y el técnico Miguel Ángel Lotina, quienes deberán reunirse para tratar con profundidad el conflicto y sancionar a los implicados. De este modo, la responsabilidad de defender el arco blanquiazul en Vila-real recaerá en un portero del filial, Fabricio, mientras el otro, Manu, deberá ser su suplente.