Viernes, 11 de Enero de 2008

Clara Rojas compartirá la custodia de su hijo

Esta situación se prolongará hasta que los expertos colombianos que le atienden desde 2005 consideren que la adaptación del menor a la nueva situación no le provocará nuevos traumas

G.CASTILLO / AGENCIAS ·11/01/2008 - 22:25h

La madre biológica del niño Emmanuel, Clara Rojas, deberá compartir la custodia de su hijo con la madre adoptiva. Esta situación se prolongará hasta que los expertos colombianos que le atienden desde 2005 consideren que la adaptación del menor a la nueva situación no le provocará nuevos traumas.  

Fuentes cercanas a la familia de Clara Rojas, liberada por las FARC el jueves tras casi seis años de cautiverio, indicaron que la ex asesora presidencial de Ingrid Betancourt aceptó sin objeción las condiciones impuestas por el Gobierno colombiano para convivir con Emmanuel. La familia Rojas no residirá en Caracas, tal y como se había barajado en un principio, sino en Bogotá.

Por su parte, la  ex legisladora Consuelo González de Perdomo, liberada también el jueves tras casi 8 años de cautiverio, denunció ayer que las FARC tiene encadenados desde hace un año a los militares y policías con los que compartió secuestro en las selvas de su país. "Estaban todo el día con unas cadenas al cuello que cargaban para hacer cualquier tipo de actividad".

González de Perdomo también reveló en una entrevista telefónica desde Caracas con la cadena Caracol Radio que lo peor llegaba a la noche cuando los guerrilleros "amarraban la cadena a un palo que iba al pie de la cama de cada uno de ellos".

A este inhumano trato están sometidos también algunos de los rehenes civiles, como el ex gobernador Alan Jara y el también ex congresista Orlando Beltrán con quienes compartió los últimos doce meses de secuestro en algún lugar del sureste del país. Algunos de estos rehenes se encuentran en poder de las FARC desde hace nueve o 10 años. González admitió que sólo pensar en la situación de estas personas le producía un profundo dolor. Colombia "es la única parte del mundo en la que esto sucede", añadió.

La ex legisladora describió algunos detalles de su vida durante los casi ocho años de secuestro y relató que a la alimentación precaria y la falta de una adecuada atención médica se unían la zozobra y la incertidumbre "tanto si nos recluían en las cárceles del pueblo -prisiones selváticas rodeadas de mallas y alambres- como cuando vagábamos por la selva".

Los cautivos saben que un intento de rescate militar está llamado al fracaso, porque "es declararle a uno la muerte en segundos", sobre todo por la orden que tienen los rebeldes de eliminarlos, continuó González, que defendió el acuerdo humanitario como "la única vía para lograr la liberación de los demás rehenes".

El presidente venezolano, Hugo Chávez, planteó ayer la instalación de una mesa de paz en su país donde estén presentes guerrilla, Gobierno colombiano y representantes internacionales