Viernes, 11 de Enero de 2008

Prisión incondicional para Martín Sarasola, acusado del atentado de Barajas

El juez Grande-Marlaska ordena su ingreso en la cárcel imputado con los mismos delitos que Igor Portu, su compañero en el comando Elurra

EFE ·11/01/2008 - 21:56h

El juez Fernando Grande-Marlaska ha ordenado el ingreso en prisión incondicional del presunto etarra Martín Sarasola al que acusa de la colocación de la furgoneta-bomba que estalló en la T-4 del aeropuerto de Barajas y del intento de atentado en la zona comercial de AZCA en Madrid.

Marlaska adopta esta decisión en un auto en el que también hace referencia a la existencia de coincidencias en las manifestaciones de Sarasola y de Igor Portu, detenidos el domingo en Mondragón (Guipúzcoa), en relación a las supuestas torturas que han denunciado que sufrieron a manos de la Guardia Civil tras su arresto.

Coincidencias en los relatos 

El magistrado destaca que estas coincidencias en ambos relatos se han producido estando ambos incomunicados, "es decir sin contacto alguno con terceros" y, así, los dos han señalado al juez de San Sebastián que investiga estas denuncias que no se opusieron a la detención y que no fueron detenidos en un control como sostiene la Guardia Civil.

Sarasola dice además que antes de ser llevado a calabozos fue trasladado a una pista forestal donde le golpearon y recuerda Grande-Marlaska que Portu "también habla de un paraje de esas características" en el momento inmediatamente posterior a la detención.

No obstante, añade el juez, las acusaciones que existen contra ellos dos estriban en "elementos tan esenciales como las armas, municiones aprehendidos en su poder" procedentes de un robo perpetrado por ETA en Francia "así como explosivos localizados en los zulos".

Además, de las manifestaciones de Sarasola, "independientemente de las circunstancias ya descritas", se desprende su participación en el atentado de Barajas y su intención de atentar en AZCA.

Noticias Relacionadas