Viernes, 11 de Enero de 2008

Banesto cree que el BCE podría bajar los tipos de interés a finales de 2008

EFE ·11/01/2008 - 11:19h

EFE - La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, durante la presentación de los resultados de la entidad.

La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, afirmó hoy que el Banco Central Europeo (BCE) podría bajar los tipos de interés en la zona euro "a finales de 2008", al tiempo que pronosticó que la cartera hipotecaria tanto de esta entidad como del conjunto del sector crecerá "un dígito" este año.

La presidenta de Banesto hizo estas declaraciones durante la rueda de prensa para presentar los resultados logrados en 2007, ejercicio en que ganó 765 millones de euros, un 47% menos que en 2006, cuando se apuntó las plusvalías procedentes de la venta de la inmobiliaria Urbis, sin las que el beneficio neto de 2007 hubiera crecido un 26%.

"Ahora mismo la previsión que tenemos es que los tipos de interés se van a mantener", y "eventualmente" podrían bajar al final de este ejercicio, pero básicamente nuestra hipótesis de trabajo es que los tipos continuarán en los niveles en que estamos ahora, dijo.

Botín, que no quiso explayarse mucho cuando fue preguntada sobre el fichaje de Rodrigo Rato para formar parte del Consejo Asesor Internacional del Santander, grupo al que pertenece Banesto, se limitó a afirmar que se trata de una "buena noticia".

Rodrigo Rato, ex director gerente del Fondo Monetario Internacional, compaginará su nuevo trabajo, por el que cobrará 200.000 euros anuales, con el cargo de director general senior de Banca de Inversión en la entidad de negocios estadounidense Lazard, a la que se incorporará el 1 de febrero.

En cuanto a las previsiones de Banesto sobre cuándo se disiparán las turbulencias que afectan a los mercados financieros, Ana Patricia Botín dijo que ya se notó una cierta mejora a finales de 2007 y se mostró convencida de que la situación se normalizará "en los próximos meses".

El sector bancario español verá crecer su cartera crediticia en torno al 12% en 2008, siempre y cuando se cumplan estas predicciones y retorne la normalidad a los mercados financieros, aún muy afectados por la crisis de liquidez fruto de la falta de confianza que sufren las entidades financieras a la hora de prestarse fondos entre ellas.

En cuanto a la situación de liquidez de la entidad, Botín afirmó que Banesto tiene títulos que aún no ha descontado en el Banco Central Europeo, lo que hará sin dudarlo en caso necesario, y aseguró que seguirá utilizando las titulizaciones de créditos para obtener liquidez "de forma recurrente" como hasta ahora.

Asimismo, a preguntas de los periodistas, la presidente de Banesto aprovechó para reafirmar una vez más la validez de su modelo de negocio, basado en el mercado doméstico y en el crecimiento orgánico, en el que consideran que tienen aún mucho recorrido, aunque no despreció la posibilidad de realizar alguna adquisición en el mercado nacional, que es el centro de su actividad, aunque sí aseguró que "de momento no estamos valorando ninguna operación".

En cualquier caso, la entidad seguirá invirtiendo en nuevas áreas y nuevos proyectos, "adaptándonos al nuevo entorno", dijo.

Ana Patricia Botín calificó el ejercicio 2007 de "muy favorable" en crecimiento y resultados, y dijo que se han cumplido los objetivos en casi todas las áreas de negocio, al tiempo que confirmó la desaceleración del negocio inmobiliario, en el que la entidad tiene poca exposición en lo que se refiere a préstamos a promotores.

En cuanto a la morosidad, que se situó en el 0,47% con una cobertura de provisiones para insolvencias del 329%, Botín afirmó que se mantuvo "dentro de las previsiones del banco", que ya contaba con que empeoraran, ya que en 2006 la mora era del 0,42% y la cobertura, del 392,65%.

Asimismo, el consejero delegado del banco, José García Cantera, dio por terminado el plan de expansión de la red de oficinas con la apertura de 300 nuevas sucursales, que hacen un total de 1.946, y aseguró que este año la entidad se dedicará a rentabilizarlas, lo que logrará antes de que acabe el año.

Estas nuevas oficinas, que no alcanzan el objetivo de 2.000 que se había fijado el banco, aportaron un volumen de negocio de 2.959 millones, por encima de los 2.500 millones previstos, y bastante por debajo de los 4.500 millones que quieren lograr este año, y captaron 85.000 clientes, más que los 60.000 previstos, y menos que los 145.000 con que esperan cerrar 2008.

Asimismo, Banesto quiere elevar su volumen de negocio el 17% en 2008, hasta los 44.300 millones, situar su margen ordinario en 858 millones, un 14% más, y captar 365.000 pymes como clientes.