Archivo de Público
Miércoles, 9 de Febrero de 2011

Sur de Asia, cada vez con más enfermedades cardíacas y diabetes

Reuters ·09/02/2011 - 15:47h

El sur de Asia está enfrentando una crisis de salud, con crecientes tasas de enfermedad cardíaca, diabetes y obesidad, y los pacientes se están empobreciendo al tener que pagar los tratamientos de sus bolsillos, dijo el miércoles el Banco Mundial.

Aunque la región está creciendo económicamente y las personas en general están viviendo por más tiempo, los pobres han recibido pocos beneficios de estas mejores condiciones: nutrición más saludable, aumento en los ingresos o acceso a una buena atención médica, señaló un informe del Banco Mundial.

El reporte -que cubrió a Bangladesh, India, Nepal, Pakistán, Afganistán, Maldivas, Bután y Sri Lanka- indicó que los asiáticos del sur padecen su primer ataque cardíaco a los 53 años, seis años antes que las personas de cualquier otro lugar del mundo.

La enfermedad cardíaca actualmente es la principal causa de muerte entre los asiáticos del sur de 15 a 69 años.

Esas dolencias no transmisibles, medidas por discapacidad y muerte prematura, representan el 55 por ciento de la carga de enfermedad total de la región. El resto proviene de enfermedades infecciosas como la tuberculosis y los problemas de salud y nutrición materna e infantil.

"Esta carga injusta es especialmente dura sobre las personas pobres que, luego de los ataques cardíacos, enfrentan condiciones importantes de por vida, tienen que pagar la mayor parte de su atención con ahorros (...) y se ven atrapados en un círculo de pobreza donde no pueden mejorar ni trabajar", dijo el coautor Michael Engelgau, experto en salud pública del Banco Mundial.

El informe citó a un estudio efectuado en India y publicado el año pasado, que halló que algunas enfermedades no contagiosas dejan a los pacientes sin poder trabajar durante entre 50 y 70 días.

Debido a la mala alimentación, el bajo peso al nacer es común entre los pobres y es un factor de riesgo de enfermedades no transmisibles en los adultos de la zona.

El reporte instó a los ocho países a atender los factores de riesgo que podrían modificarse y explorar enfoques regionales para reducir el consumo de tabaco y persuadir a las personas para que adopten dietas más saludables.