Archivo de Público
Miércoles, 9 de Febrero de 2011

Algunos tumores de mama no requieren remoción nódulos linfáticos

Reuters ·09/02/2011 - 13:57h

Las mujeres con cáncer de mama en estadio inicial no necesitarían someterse a una cirugía para remover los nódulos linfáticos cancerosos ubicados debajo de la axila, informaron investigadores estadounidenses.

El hallazgo le evitaría a muchas mujeres el dolor y los años de efectos colaterales relacionados con este procedimiento.

Ciertas pacientes con cáncer de pecho a las que sólo se les extrae el nódulo linfático centinela -el más cercano al tumor- sobrevivieron el mismo tiempo que las mujeres sometidas a cirugías más exhaustivas para remover los nódulos linfáticos de la axila, una operación denominada ALND por su sigla en inglés.

Para el estudio, publicado en Journal of the American Medical Association, el equipo de Armando Giuliano, del Centro de Salud Saint John en California, analizó los dos procedimientos en mujeres con cáncer de mama invasivo a las que se les removieron sus tumores y se las sometió a radiación y quimioterapia.

Las tasas generales de supervivencia después de cinco años fueron casi las mismas en ambos grupos. La remoción de nódulos linfáticos cancerosos en esas mujeres no sería necesario porque la radiación y la quimioterapia atacan al cáncer en los nódulos antes de que tengan tiempo de expandirse, explicó el equipo.

Los investigadores indicaron que remover los nódulos linfáticos de la axila "implica un riesgo de complicaciones indiscutido y frecuentemente inaceptable", incluidas la infección y la inflamación crónica y dolorosa del brazo.

Los resultados, al combinarse con los de otros estudios, son lo suficientemente fuertes como para cambiar la forma en que son tratadas algunas mujeres con cáncer de pecho.

"La implementación de este cambio de práctica mejoraría los resultados clínicos en miles de mujeres cada año al reducir las complicaciones asociadas con la ALND y mejorar la calidad de vida sin disminución en la supervivencia", escribió el equipo.

El cáncer de mama es la segunda causa de muerte por tumores entre las mujeres estadounidenses después del cáncer pulmonar. Causa la muerte de 500.000 personas y es diagnosticado en cerca de 1,3 millones en todo el mundo cada año.