Viernes, 11 de Enero de 2008

El Plan de Vivienda se pone al día

Chacón dota con 75 millones más al programa // Dice que beneficiará a otras 250.000 familias

A. M. VÉLEZ ·11/01/2008 - 20:56h

El Consejo de Ministros dio ayer luz verde a la revisión del Plan Estatal de Vivienda (PEV) que aprobó en 2005 la entonces ministra del ramo, María Antonia Trujillo, y que cubre el periodo 2005-2008.

La puesta al día facilitará, según Vivienda, el acceso a una casa de 250.000 familias, que se sumarán a las 620.000 que ya se han beneficiado desde el inicio de la legislatura.

El coste estimado para las mejoras es de 75 millones de euros, cifra irrisoria comparada con los más de 8.000 millones del PEV: con que 13.000 propietarios de casas pidieran la ayuda de 6.000 euros por alquilarlas, se esfumarían esos 75 millones.

Pero, según Vivienda, todavía queda dinero de esos 8.000 millones para las medidas aprobadas, que actualizan las que ya existían.Con ellas, Vivienda quiere facilitar el acceso a sus políticas a más familias de renta media y baja, atraer a los promotores al mercado de la vivienda protegida e impulsar la rehabilitación y el alquiler de casas.

Entre las novedades está la generalización del alquiler protegido con opción a compra, hasta ahora exclusivo de algunas regiones. También se elimina el límite de superficie para las citadas ayudas de 6.000 euros a los propietarios que alquilen y que también se amplían a promotores.

El lobby inmobiliario, el llamado G14,  cree “oportuna y positiva” la reforma. Ésta ofrece a los empresarios más facilidades para vender, tanto en el mercado libre como en el protegido, sus viviendas en stock, en un momento de claro frenazo del mercado. Así, se reduce de dos a un año el plazo para calificar como protegidas las casas inicialmente pensadas para el régimen libre.

El Ministerio de Carme Chacón también ha actualizado el precio de las distintas tipologías de viviendas protegidas. Las mayores subidas, de hasta el 20,5% (la media es del 16%), se dan en las de precio concertado (dirigidas a rentas medias), para animar a los promotores a convertir las casas que no venden a esta modalidad.

La clásica vivienda de protección oficial (VPO) sube un 4,12% (en línea con el IPC) y la de régimen especial (para las rentas más bajas), un 11,5%, hasta 1.137 euros por metro cuadrado (en el mercado libre, cuesta 2.160 euros).

Críticas

Según Chacón, la reforma “no perjudica a nadie”, “ayuda a más familias y le da la mano a la iniciativa privada”. CiU criticó su escasa dotación presupuestaria y calificó de “estafa” la reforma que, según UGT, no ayuda a los “más desfavorecidos” y sólo “alivia la situación de los promotores”.

Principales novedades 

  • Alquiler: Se generaliza el alquiler protegido. Las ayudas de 6.000 euros al propietario se amplían: no hay límite de superficie y se ofrecen también a los promotores que tengan en venta una vivienda más de un año.

  • Segunda mano: Se incrementan los precios máximos de viviendas usadas del mercado libre cuya compra está subvencionada, hasta el tope de 230.000 euros

  • Vivienda protegida: Se flexibilizan las condiciones para promover viviendas en régimen especial (categoría dirigida a las rentas más bajas) y precio concertado (rentas medias). Se aumenta una media del 16% el precio medio de estas últimas, para tratar de captar viviendas de promotores que no pueden venderlas en el mercado libre

  • Rehabilitación: Préstamos a interés reducido para promotores y propietarios.

  • Financiación: El plazo de amortización para comprar casas financiadas por el plan se amplía más allá de los 25 años. El tipo de interés (tanto para promotores como para compradores) sube un punto, hasta el 5,09%, ligeramente más bajo que el del mercado.