Viernes, 11 de Enero de 2008

La Guardia Civil allana el camino para actuar contra ANV y EHAK

La Fiscalía decide la próxima semana si pide su ilegalización por estar vinculados con Batasuna

ÁNGELEZ VÁZQUEZ ·11/01/2008 - 20:12h

EFE - Los dirigentes de ANV Urkaregi y Bereziartua,en una reciente rueda de prensa.

La Guardia Civil envió ayer una amplia documentación a la Fiscalía General del Estado en la que se detallan movimientos bancarios que se han producido entre miembros de la izquierda abertzale, en el que se demuestran vínculos entre la ilegalizada Batasuna y Acción Nacionalista Vasca (ANV) y EHAK (Partido Comunista de las Tierras Vascas, en sus siglas en euskera).

A falta del informe definitivo que preparan Policía y Guardia Civil sobre ANV y EHAK, ayer se recibió un amplio anticipo de la documentación que adjuntará el texto final, conforme había solicitado la propia Fiscalía a los Cuerpos de Seguridad del Estado, que le han ido informando puntualmente del avance de sus pesquisas sobre ambas formaciones.
El anticipo informativo tiene más de 300 páginas y está acompañado de varias cajas. Se trata de los extractos de centenares de cuentas bancarias de miembros de la izquierda abertzale. Lo estudiará el fiscal jefe de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, Antonio Narváez, para decidir en la próxima semana qué actuación realiza la Fiscalía contra ambos partidos.

Un objetivo, varias opciones

Puede presentar una demanda de ilegalización conjunta contra ANV y EHAK, interponer una contra cada partido o pedir su ilegalización a través de la ejecución de la sentencia de Batasuna.

Esta última vía es la más rápida y por la que se inclina la Abogacía del Estado, que también estudia si debe actuar contra las citadas formaciones. Sin embargo, fuentes fiscales dudaron de que todavía se esté a tiempo con ella de que la Sala del 61 del Tribunal Supremo se pronuncie antes de las elecciones del 9 de marzo.

Por eso, la Fiscalía no descarta presentar una nueva demanda de ilegalización contra ANV y otra contra EHAK, en principio, por separado. Teniendo en cuenta que para ilegalizar Batasuna se tardaron casi siete meses, es imposible que la Sala Especial del alto tribunal dicte sentencia antes de la cita electoral, pero para salvar este escollo la demanda incluiría una petición de suspensión de actividades como medida cautelar

En manos de Garzón

La suspensión de actividades por ser ilícitas que puede declarar el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón también es una medida cautelar. A las tres de la tarde de ayer todavía no se había recibido ningún informe en el Juzgado Central de Instrucción número 5, pero no cabe duda de que lo tendrá, ya sea porque la Guardia Civil se lo presente directamente o a través de la Fiscalía que dirige Javier Zaragoza.

Tanto este informe preliminar como el ansiado definitivo se basan en la documentación intervenida a la actual Mesa Nacional de Batasuna, 17 de cuyos miembros ingresaron en prisión el pasado 7 de octubre. Sin embargo, aún se está procediendo a volcar datos informáticos de los ordenadores intervenidos.

A pesar de ello, Garzón ya pudo concluir el pasado 21 de diciembre que una de sus miembros, Marije Fullaondo, “percibe nómina” de EHAK y se reúne con su jefe de prensa. Además, responsables de ANV le “rinden cuentas” o le trasladan información.

Noticias Relacionadas