Viernes, 11 de Enero de 2008

La UE espera una reacción moderada de EEUU y Argentina ante los plazos de la OMC en transgénicos

EFE ·11/01/2008 - 20:37h

EFE - Plantas transgénicas de arroz de España, alteradas genéticamente para ser resistentes al ataque de un gusano minador o barrenador del arroz (Chilo suppressalis).

La Comisión Europea (CE) espera que EEUU, Argentina y Canadá reaccionen "de forma moderada" cuando acabe, esta medianoche, el plazo de la UE para cumplir el dictamen de la Organización Mundial del Comercio (OMC) contrario a la política europea sobre transgénicos y favorable a esos tres países.

Hoy termina el "plazo razonable" o período de reflexión dado a la UE para aplicar el informe de los árbitros de la OMC, quienes en 2006 determinaron que eran ilegales las reglas europeas sobre transgénicos y concluyeron así un largo proceso impulsado por Argentina, Canadá y Estados Unidos.

La OMC se pronunció contra la moratoria que la UE impuso entre 1998 y 2004 a la autorización de nuevos Organismos Genéticamente Modificados (OGM); las trabas a la importación de tales productos y las salvaguardas nacionales que aplican algunos Estados comunitarios contra los transgénicos.

La CE espera las declaraciones de los tres países ganadores del litigio y confía en que reaccionen "de forma moderada y podamos encontrar una solución", según afirmó el portavoz comunitario de Comercio, Peter Power.

Preguntado por la posibilidad de que alguno de los países decidiera represalias en contra de la UE, el portavoz afirmó que Bruselas no espera "una escalada inmediata", aunque es previsible que no haya declaraciones de los tres citados países hasta el lunes, por lo menos de EEUU.

Los tres países pueden escoger entre tres opciones: la primera sería dar su visto bueno, muy poco probable, la segunda plantear una prórroga y seguir negociando con la UE o la tercera, pasar a otras acciones más contundentes, entre las que incluso se ha hablado de represalias por parte de alguno de los tres estados.

Argentina, EEUU y Canadá están haciendo gestiones por distintas vías, cada uno por su parte y pueden reaccionar de manera diferente.

La posición que mantiene la Comisión es defender que sus reglas son acordes con la OMC y que la moratoria a nuevos transgénicos terminó en mayo de 2004, fecha desde la cual ha habido un número "sustancial" de aprobaciones de nuevos organismos de este tipo.

Sin embargo, hay cuestiones que no se han resuelto como la salvaguarda que aplican algunos países, por ejemplo, Austria o Hungría, contra algunos tipos de OGM, según ha reconocido una fuente europea.

Además, los operadores no europeos se quejan de las trabas que hay en la UE a la entrada de OGM y de los lentos procedimientos de autorización.