Viernes, 11 de Enero de 2008

Un juez cita a 28 pacientes de una clínica abortista como testigos

La investigación parte de la denuncia de un grupo pro vida, que acusa al centro médico Isadora de abortos fuera de plazo. La clínica se siente víctima de una "persecución política" desde los grupos más conservadores.  

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS ·11/01/2008 - 16:37h

Concentración en la Puerta del Sol del pasado 28 de diciembre, en Madrid, para pedir la derogación de la Ley del Aborto y el fin de los conciertos económicos con las clínicas donde se practican. EFE

El titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, José Sierra Fernández, ha citado a declarar a 28 mujeres como testigos, algunas ya para esta tarde. El juez investiga posibles irregularidades en la Clínica Isadora en la retirada de residuos biosanitarios y por la práctica de abortos ilegales, según ha confirmado una de las abogadas de las testigos.

El procedimiento judicial comenzó a raíz de una denuncia del grupo pro vida 'La Vida Importa' interpuesta el 9 de junio de 2006 ante la Guardia Civil contra Isadora. Este colectivo denunció a la clínica por tirar restos humanos (de fetos de más de ocho meses) y biosanitarios (gasas o jeringuillas) en los cubos de basura.

La portavoz del centro sanitario, Marisa Castro, ha defendido la legalidad de los abortos que se practican en Isadora y ha hablado de "persecución política" desde los grupos conservadores: "Nosotros entendemos que esto es una persecución política y no hay ninguna ilegalidad que se haya cometido en la clínica Isadora. Esto es una orquesta con muchos instrumentos y en la que tocan muchos músicos. El último concierto lo han dado en la plaza de Colón y luego hay instituciones que se ponen al servicio de esta orquesta. Instituciones como la comunidad de Madrid".

La investigación, desde febrero 

La investigación no comenzó hasta el pasado febrero, cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) verificó que la clínica vulneraba la normativa que regula la gestión de residuos medioambientales y que practicaba abortos ilegales.

El SEPRONA envió a la Guardia Civil los datos recabados, que a su vez los remitieron al juez. La causa cayó en un principio en el Juzgado número 31 que estaba de guardia, pero posteriormente entró en reparto al Juzgado de Sierra Fernández.

Otras clínicas, también investigadas 

Al mismo tiempo, la juez de Madrid Gemma Gallego, titular del Juzgado de Instrucción número número 45, investiga la práctica irregular de interrupciones voluntarias del embarazo de las clínicas 'CB Medical Ginedemex', la filial en Madrid del centro abortivo de Carlos Morín, y 'Mayrit'.

Estas diligencias se derivan de las denuncias presentadas por la Consejería de Sanidad contra estos centros ante los Juzgados de Instrucción de la plaza de Castilla. El Gobierno regional ordenó la suspensión cautelar de la actividad de estos centros.