Viernes, 11 de Enero de 2008

La oposición de Kenia convoca manifestaciones a la espera de Annan

EFE ·11/01/2008 - 13:38h

EFE - Un grupo de personas traslada hoy en Nairobi el cadáver de un hombre que murió a consecuencia de los disparos que recibió a finales de diciembre durante los disturbios post-electorales.

El Movimiento Democrático Naranja (ODM) convocó hoy manifestaciones por todo el país para el miércoles, jueves y viernes próximos, mientras se espera que el ex secretario general de la ONU Kofi Annan aterrice en Kenia el martes.

La cúpula del ODM, encabezada por su líder Raila Odinga y escoltada por más de 40 diputados elegidos en las pasadas elecciones generales del 27 de diciembre, hicieron un llamamiento desde su cuartel general, en esta capital, para que todos sus seguidores salgan a las calles de las 15 principales ciudades del país y se manifiesten pacíficamente.

Anyang Nyong'o, secretario general del partido opositor, señaló que las negociaciones de mediación que encabezó hasta ayer el presidente de turno de la Unión Africana (UA) y de Ghana, John Kufuor, con el "gobierno ilegítimo de Mwai Kibaki fracasaron por culpa de Kibaki".

Nyong'o pidió a las fuerzas de seguridad que "dejen que la población ejerza sus derechos fundamentales la semana que viene" y añadió que el deber y la obligación de la policía es proteger a los ciudadanos, porque "para eso pagan impuestos".

Con las manifestaciones la oposición pretende forzar al gobierno a sentarse a la mesa de negociaciones una vez que han fracasado los intentos de mediación por parte de Kufuor, que regresó ayer a su país sin haber puesto de acuerdo a Odinga y Kibaki.

Nyong'o afirmó que Kibaki había "abofeteado a Kufuor al negarse a reconocer la existencia de conversaciones entre oposición y gobierno".

La oposición confirmó la llegada de Kofi Annan a Nairobi el martes, en un segundo intento de acercar posturas con Kibaki. El ODM sigue sin reconocer la victoria de Kibaki, en unos comicios que ilustraron irregularidades en el recuento de los votos y cuya Comisión Electoral validó.

A ese respecto, Nyong'o declaró que Samuel Kivuitu, presidente de la Comisión, "es un eminente ladrón".

No es seguro que el ejecutivo reciba a Annan, puesto que no tiene estatus de jefe de Estado. Por el momento, el gobierno guarda silencio en cuanto a Annan, sin aportar detalles sobre si autorizará o no al ghanés a aterrizar en Nairobi.

Sobre una posible encarcelación de los líderes del partido por alterar el orden público, Nyong'o replicó que ya habían estado entre rejas con anterioridad.

"Por eso no tenemos miedo a las represalias del gobierno", agregó. Las manifestaciones están prohibidas en Kenia desde finales de diciembre.

En la rueda de prensa, el dirigente opositor pidió sanciones económicas de la comunidad internacional contra el Gobierno de Mwai Kibaki, al que acusó de "tramposo" y de mantener "falsas negociaciones para consolidarse en el poder y mantener al país aislado del clamor nacional e internacional".

Por su parte, William Ruto, número tres del ODM, insistió en el aspecto pacífico de las manifestaciones previstas.

"Pedimos a nuestros seguidores que se comporten de manera cívica, pero que griten alto y fuerte su indignación para que Annan y el mundo entero puedan oír lo que sucede en Kenia", agregó Ruto.

Los dirigentes del ODM hicieron caso omiso de la prohibición de desarrollar manifestaciones desde el anuncio de los resultados y realizaron acusaciones muy graves contra el gobierno por boca de William Ole Ntimama, masai y uno de los diputados más veteranos en activo, que explicó que la policía ha recibido órdenes de disparar a matar si las manifestaciones se llevan a cabo.