Viernes, 11 de Enero de 2008

Javier Villanueva logra permiso para regresar a España

EFE ·11/01/2008 - 16:56h

EFE - El español Javier Villanueva, absuelto dos veces en un juicio por el asesinato de una fiscal en Bolivia, explicó que la orden de prohibición para salir de Bolivia que todavía pesaba sobre él se levantó hace unos días.

El empresario español Javier Villanueva, absuelto definitivamente en diciembre pasado del asesinato de una fiscal en Bolivia en 2004, anunció hoy que ya tiene el permiso para regresar a su país y que mañana mismo viajará a España.

Villanueva explicó a Efe que la orden de prohibición para salir de Bolivia que todavía pesaba sobre él se levantó hace unos días y que hoy mismo obtuvo el permiso correspondiente en las oficinas de migración para poder viajar.

Detalló que partirá mañana en un vuelo a Madrid desde la ciudad oriental de Santa Cruz, donde ha residido en los últimos años.

Lo acompañará su novia boliviana y parte de su familia estará esperándolos a ambos el domingo en la capital española, añadió Villanueva.

Después viajarán a Sevilla, su ciudad natal, donde el empresario quiere quedarse "al menos un tiempo".

Villanueva fue acusado por la justicia boliviana de participar en un atentado con coche-bomba perpetrado en Santa Cruz en febrero de 2004, que le costó la vida a la fiscal Mónica Von Borries.

Tras año y medio en la cárcel, el sevillano estuvo en arresto domiciliario cinco meses, hasta marzo de 2006, cuando fue absuelto y puesto en libertad, pero con una orden que le impedía salir de Bolivia.

A mediados de diciembre pasado, el empresario fue absuelto definitivamente, en tercera y última instancia, por la Corte Suprema de Justicia de Bolivia y pudo empezar a tramitar el levantamiento de esa medida cautelar.

Hoy comentó a Efe que ha sufrido mucho en estos últimos cuatro años y que no dará este capítulo de su vida por cerrado "hasta que no pise suelo español".

"Todavía no me siento seguro", reconoció al adelantar que de momento no tiene "ningún plan" para el futuro.

El empresario fue acusado del asesinato de la fiscal Von Borries junto con otras cuatro personas, presuntas integrantes de una banda liderada por el italiano Marco Diodato, prófugo de la justicia.