Archivo de Público
Jueves, 3 de Febrero de 2011

Chicles, parches ayudan a fumar menos a los que no quieren dejar

Reuters ·03/02/2011 - 14:36h

Por Leigh Krietsch Boerner

Cuando los fumadores no quieren dejar el hábito, el chicle o los parches de nicotina pueden ayudarlos a fumar menos, según un estudio realizado en Hong Kong.

Para los autores, toda reducción es buena porque disminuye la dependencia de la nicotina, lo que, a la vez, facilitará el abandono.

Entre más de 1.000 participantes sin intención inmediata de dejar de fumar, los reemplazos de la nicotina (con o sin consejería) disminuyeron la cantidad de cigarrillos consumidos y más participantes pudieron abandonar la adicción, publica el equipo en la revista Addiction.

Pero la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos no aprueba el uso de los parches o los chicles de nicotina en pacientes que fuman, apuntó el doctor John Hughes, profesor de psiquiatría de la University of Vermont y que no participó del estudio.

"En Estados Unidos, y en la mayoría de los países, el uso de parches y chicles de nicotina es sólo para dejar de fumar. En el envoltorio dice 'No usar junto con cigarrillos'", explicó Hughes.

Unos 46 millones de personas fuman en Estados Unidos. El tabaquismo es la principal causa de muerte prevenible en este país: 443.000 estadounidenses mueren por ella cada año.

"El 80 por ciento de los fumadores quiere dejar de serlo en algún momento, pero no ahora", dijo Hughes. En ellos, los médicos podrían intentar algo distinto.

"Existe la idea de que fumar menos es malo. Tenemos que sacar esa idea de la cabeza a los médicos", indicó el autor.

Los productos de reemplazo de la nicotina, ya sean chicles o parches, cuestan entre 20 y 25 dólares por semana.

El nuevo estudio, dirigido por Tai-Ling Lam, de la Universidad de Hong Kong, incluyó a 1.154 adultos que fumaban un paquete diario de cigarrillos y querían fumar menos.

Todos recibieron la información necesaria para dejar de fumar y, luego, a 449 se les entregaron parches o chicles de nicotina gratuitos, mientras que otros 478 recibieron lo mismo más consejería después de una y de cuatro semanas.

Pfizer, que proporcionó los chicles y los parches de nicotina, fabrica el sistema de nicotina inhalable Nicotrol y el fármaco Chantix para dejar de fumar.

A los seis meses del inicio del estudio, los autores hallaron que el 10 por ciento de los que habían utilizado reemplazos de nicotina más consejería había dejado de fumar, comparado con el 6 por ciento del grupo tratado con los reemplazos de nicotina y el 4 por ciento de la cohorte a la que sólo se le había recomendado dejar de fumar.

Además, después de los seis meses, la mitad del grupo tratado con reemplazo de nicotina combinado había reducido por lo menos un 50 por ciento el consumo de cigarrillos, comparado con apenas un cuarto del grupo que no había recibido parches o chicles.

Este es el primer estudio grande efectuado en China, donde fuman más de 300 millones de personas, según la Organización Mundial de la Salud.

Se desconoce cuánto habría que reducir la adicción para disminuir el riesgo de desarrollar una enfermedad por el tabaquismo, pero Hughes dijo que esa reducción facilita el abandono más tarde.

Con todo, aunque muchos piensan que fumar unos pocos cigarrillos no daña la salud, aseguró que eso es incorrecto. El riesgo para la salud "es mucho más grande con los primeros cigarrillos que se fuman", indicó Hughes.

FUENTE: Addiction, online 13 de enero del 2011