Viernes, 11 de Enero de 2008

El Gobierno nepalí fija para el 10 de abril las elecciones pospuestas dos veces

EFE ·11/01/2008 - 12:42h

EFE - El primer ministro nepalés, Girija Prasad Koirala (2º dcha); el ministro para la Paz y la Reconciliación, Ram Chandra Paudel (dcha), y el secretario general de CPN-UML, Madhav Nepal (izq), a su llegada al Parlamento para votar la abolición de la monarquía en Katmandú (Nepal) el pasado 28 de diciembre.

El Gobierno de Nepal fijó hoy para el 10 de abril próximo las elecciones a la Asamblea Constituyente, aplazadas dos veces el año pasado, e incorporó entre sus nuevos miembros a la hija del octogenario primer ministro.

La fecha electoral es fruto de un nuevo acuerdo entre las formaciones gubernamentales, entre ellas el Partido del Congreso del primer ministro, Kirija Prasad Koirala, y los ex guerrilleros maoístas.

El ministro del Interior de Nepal, Krishna Prasad Sitaula, dijo a la prensa que confía en que la nueva cita electoral se mantendrá, tras los aplazamientos de las previstas a mediados de junio y el 22 de noviembre de 2007.

"Confío en que las elecciones tengan lugar esta vez. No se pospondrán de nuevo", declaró el ministro.

"Las elecciones están en la agenda nacional. Todo el mundo, el pueblo, los partidos políticos y el Parlamento, deben acudir juntos y celebrar las elecciones", agregó Situala.

Los comicios son parte del acuerdo de paz que la guerrilla maoísta y el Gobierno suscribieron en noviembre de 2006, que preveían que la Asamblea Constituyente determinara el futuro sistema político de Nepal y redactara su nueva Constitución.

No obstante, ahora la Asamblea se limitará a ratificar la abolición de la Monarquía, de 240 años de antigüedad.

El mes pasado, el Parlamento votó en favor de una enmienda constitucional según la cual "Nepal será una república democrática y federal" y entrará en vigor tras los comicios.

Ese voto desbloqueó el proceso de paz, estancado con los constantes aplazamientos electorales y las demandas maoístas de abolición inmediata de la Monarquía y de cambio en el sistema electoral.

Los 17,6 millones de nepalíes llamados a las urnas deberán escoger a los 601 miembros de la Constituyente, de los que el 58 por ciento se escogerán mediante representación proporcional, un porcentaje que se aumentó para satisfacer a los maoístas.

De celebrarse finalmente, serán las primeras elecciones desde 1999 en Nepal, un país que se vio asolado por la guerra tras levantarse en armas la guerrilla maoísta y sufrió varios periodos de régimen absoluto de sus distintos monarcas, el último Gyanendra.

Unas 13.000 personas murieron en la década de conflicto armado.

La instauración anunciada de la República permitió el regreso al Gobierno de los representantes maoístas el pasado 31 de diciembre.

El Ejecutivo fue además hoy ampliado con la jura de ocho nuevos miembros, entre ellos Sujata Koirala, hija del octogenario primer ministro, que será ministra sin cartera.

En sus primeras declaraciones a la prensa tras jurar el cargo, Sujata dijo que su prioridad será "mantener la seguridad en el país" y "construir una atmósfera propicia para las elecciones", según la agencia Nepalnews.

Además, tomaron posesión de sus cargos otros dos ministros y cinco viceministros, dos de ellos en representación maoísta.

El anuncio de nueva fecha electoral se produjo cuatro días después de las primeras protestas de fuerzas promonárquicas.

Un millar de personas se manifestaron el pasado lunes en Katmandú en apoyo de Gyanendra, al que el acuerdo de paz privó de todo poder ejecutivo y que tiene su destino ya sellado.