Viernes, 11 de Enero de 2008

Banesto no cree que el BCE vaya a subir tipos pese a la amenaza de Trichet

EFE ·11/01/2008 - 11:19h

EFE - La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, durante la presentación de los resultados de la entidad.

El banco español Banesto no cree que el Banco Central Europeo (BCE) vaya a subir los tipos de interés durante "bastante tiempo", pese a que el gobernador de la institución europea, Jean-Claude Trichet, amenazó ayer con hacerlo.

Según el director financiero de Banesto, Juan Delibes, que participó hoy junto a la presidenta de la entidad, Ana Patricia Botín, en la presentación de resultados a los analistas, la previsión de tipos de interés del 2008 es "bastante incierta" y de momento se van a mantener bastante tiempo en el 4 por ciento.

En todo caso, a su juicio, podrían bajar en el segundo semestre del año si se reduce la presión inflacionista, motivada por los altos precios de la energía y algunos alimentos.

Ana Patricia Botín vaticinó que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) que espera en el presente ejercicio para España, en torno al 2,8 ó 3 por ciento, seguirá creando empleo, especialmente en algunos sectores como el de servicios.

Opinó que las perspectivas han disminuido "claramente", pero aún se mantienen un punto por encima con respecto a la zona euro, que crecerá en torno al 1,8 por ciento en el 2008, y de Estados Unidos, cuyo crecimiento aumentará el 1,9 por ciento, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Botín calificó de "muy sólido" el balance fiscal de España, del 1,9 por ciento del PIB en el 2007, lo que, a su juicio, permite un fuerte dinamismo en la economía.

Además, alabó la "gran solvencia" del sistema financiero español, cuya cobertura sobre morosos sobrepasa el 300 por ciento, frente a menos del 100 por ciento en el resto de Europa.

Añadió que el riesgo que genera los préstamos hipotecarios en España está controlado por las empresas que los conceden, un 97 por ciento, frente al 42 por ciento en Estados Unidos.

Banesto anunció hoy un beneficio neto de 764 millones de euros en el 2007, un 47,3 por ciento menos que los 1.451 millones del 2006, que incluían los ingresos extraordinarios logrados con la venta de la inmobiliaria española Urbis.