Viernes, 11 de Enero de 2008

Rijkaard se viene arriba tras la derrota del Madrid en Mallorca

El entrenador azulgrana ha lanzado un mensaje de optimismo a la afición afirmando que "la Liga aún no está decidida". El Barça juega los próximos tres partidos en casa y confía en remontar el vuelo en la Liga

AGENCIAS ·11/01/2008 - 15:13h

El técnico del Barcelona, Frank Rijkaard, envió hoy un mensaje positivo al entorno azulgrana, sobre el que podría haberse instalado un aura de pesimismo tras la derrota ante el Real Madrid, y recordó que "la Liga no está decidida" y que, por lo tanto, "no se debe entrar en la dinámica" de pensar que el equipo tampoco podrá lograr esta temporada sus objetivos.

Rijkaard aprovechó que el Barça disputará los tres próximos partidos en el Camp Nou (ante el Murcia y el Rácing en Liga y el Sevilla en la Copa del Rey) para pedir a la afición que arrope al equipo y no se deje arrastrar por la decepción que ha provocado el juego de los azulgranas en las últimas semanas. "Con la ayuda de nuestro público, en estos tres partidos hay que sumar puntos y buscar resultados. Todavía nos quedan muchísimos encuentros por jugar, quedan muchísimos puntos que aún podemos sumar y competiciones que podemos ganar", ha destacado.

Un Rijkaard más elocuente de lo que en él es habitual, analizó con detalle la actual situación de su equipo. Por ejemplo, insinuó que podría dar descanso a algunos de los titulares ante el Murcia, pensando en la vuelta de los octavos de Copa que el conjunto catalán disputará el próximo martes ante el Sevilla. "Tampoco debemos olvidar que tenemos que jugar muchísimos partidos y tengo que analizar la forma individual de todos los jugadores", comentó al respecto.

El técnico holandés, que tras el empate en el Sánchez Pizjuán (1-1) denunció que tres de sus jugadores no habían estado a su mejor nivel, hizo hoy una lectura positiva de esta circunstancia y pronosticó que si esos mismo jugadores "recuperan su mejor forma" el próximo martes, el Barcelona tiene "bastantes opciones" de pasar la eliminatoria. Algunos de esos futbolistas que no anduvieron bien en el último partido de Copa, como Iniesta, Xavi o Puyol, podrían tener descanso mañana ante el Murcia y resarcirse de su mal partido en tierras andaluzas tres días después, en el encuentro de vuelta que se disputará en el Camp Nou.

La Copa no lo es todo 

Sin embargo, Rijkaard no quiere que sus jugadores piensen sólo en la Copa y recordó que, antes de enfrentarse al conjunto sevillano, el Barça debe solventar el próximo compromiso liguero. "El Murcia no es un equipo fácil en absoluto. Está bien organizado, tiene jugadores de banda que van hacia dentro y crean problemas y un buen espíritu colectivo. Debemos mentalizarnos para buscar un buen resultado", apuntó.

El entrenador azulgrana no eludió hoy ningún asunto polémico en su comparecencia de hoy ante los medios. Ni siquiera cuando fue preguntado por el halo de polémica que ha rodeado las lesiones de Ronaldinho y Deco, lo que le llevó incluso a pedir a sus jugadores, en el almuerzo previo al partido ante el Sevilla, que cierren filas en torno a los dos brasileños. "Mi mensaje fue que no deben hablar de los compañeros con gente de fuera, porque eso puede hacer daño. La prensa hace su trabajo, pero nosotros tenemos que demostrar unidad y no caer en este tipo de trampas", ha explicado Rijkaard, quien negó, sin embargo, que hubiese reprendido a alguno de sus futbolistas por dudar, supuestamente, de las lesiones de ambos.

Deco, que se ha resentido del aductor medio de su pierna izquierda -el mismo músculo que se rompió hace dos meses y medio ante el Villarreal- hoy ya se entrenó con el grupo, aunque no ha entrado en la convocatoria. Ronaldinho, por su parte, sigue arrastrando una tendinitis rotuliana que le ha impedido jugar los últimos cuatro partidos.

"Él tiene una personalidad fuerte y lo único que quiere es ponerse en forma. Está trabajando para recuperar la fuerza que ha perdido en la pierna izquierda y, cuando se sienta bien y esté disponible, estará disponible", ha aclarado.

Rijkaard ha asegurado que el equipo está "trabajando físicamente muy bien" y que la media de lesiones musculares de la plantilla está "por debajo de la mayoría de equipos", según un informe que el club solicitó a la UEFA, por lo que dijo no estar preocupado, ni siquiera por la recaída de Edmílson, "que no es grave y podría volver en unas dos semanas".

Por último, el técnico azulgrana respondió con un juego de palabras cuando fue interrogado sobre la contratación de un meta que sustituya al lesionado Albert Jorquera. "La cosa pinta bien". José Manuel Pinto, portero del Celta, es uno de los nombres que suena con más fuerza.

Noticias Relacionadas