Viernes, 11 de Enero de 2008

Laura García-Lorca elogia a Bello como cronista de vivencias en la Residencia

EFE ·11/01/2008 - 13:20h

EFE - Foto tomada en mayo de 2007 de Pepín Bello, el último superviviente de la Generación del 27 y gran catalizador de ese grupo cultural, fallecido en su domicilio de Madrid a la edad de 103 años.

La sobrina de Lorca y directora del Consejo Rector del Consorcio del Centro Federico García Lorca de Granada, Laura García-Lorca, ha elogiado hoy la figura de Pepín Bello y destacado su papel de cronista de muchas de las experiencias vividas por el poeta granadino en la Residencia de Estudiantes.

García-Lorca, en declaraciones a Efe, ha subrayado la importancia de Pepín Bello, quien falleció la pasada noche en Madrid a los 103 años, para la Generación del 27 y como "punto de unión" de Federico García Lorca, Luis Buñuel y Salvador Dalí, para quienes fue "muy importante".

Ha recordado que José Bello Sierra (1904, Huesca), el último testigo vivo de la Generación del 27, ha contado "unos recuerdos muy extraordinarios" y ha asegurado que ha sido "un privilegio y un placer enorme" poder tenerle "cerca" hasta su fallecimiento, al que ha llegado con "gran lucidez" pese a su avanzada edad.