Viernes, 11 de Enero de 2008

Muere a los 103 años Pepín Bello, el gran catalizador de la Generación del 27

EFE ·11/01/2008 - 13:20h

EFE - Foto tomada en mayo de 2007 de Pepín Bello, el último superviviente de la Generación del 27 y gran catalizador de ese grupo cultural, fallecido en su domicilio de Madrid a la edad de 103 años.

Pepín Bello, el último superviviente de la Generación del 27 y gran catalizador de ese grupo cultural, ha fallecido la pasada noche en su domicilio de Madrid a la edad de 103 años, han anunciado a Efe fuentes familiares.

Bello era presidente de honor de la Asociación de Amigos de la Residencia de Estudiantes y había sido amigo de Federico García Lorca, Luis Buñuel y Salvador Dalí.

El centenario intelectual murió la pasada noche en su domicilio mientras dormía, "como él quería", según fuentes familiares, que precisaron que Bello no tenía ninguna enfermedad y que su única "pega" eran los 103 años con que contaba, por lo que la muerte se ha producido "por agotamiento".

Según las mismas fuentes, la capilla ardiente de Pepín Bello se abrirá a las cuatro de la tarde en el tanatorio de la M-30 de Madrid y será enterrado mañana en el cementerio madrileño de La Almudena.

José Bello Lasierra (1904, Huesca), más conocido como "Pepín", ingresó en 1915 en la sección infantil de la Residencia de Estudiantes, mientras que en 1921 entra en la sección universitaria, donde cultivó una intensa amistad con Luis Buñuel, Federico García Lorca o Salvador Dalí.

A pesar de la inexistencia de legado artístico alguno, a este último representante de la Edad de Plata se le atribuyen las representaciones oníricas denominadas "putrefactos" o "carnuzos", utilizados por Dalí y Buñuel, así como la creación de los anaglifos -superposición de dos imágenes que producen una impresión de relieve-.

El último testigo vivo de la Generación del 27 dejó escritas sus memorias en el libro "Conversaciones con José Pepín Bello", fruto de cuarenta horas de entrevista con los periodistas y poetas David Castillo y Marc Sardá, que lo definieron como "el gran catalizador" de aquella generación.

El libro es un recorrido por la España del siglo XX, que comienza con Valle Inclán, Baroja, Ortega y Gasset y Unamuno, continúa con Lorca o Buñuel y finaliza con Juan Benet, que fue su último gran interlocutor.

Según los autores del libro, el periodo más vivido por Pepín Bello fue la época de la Residencia de Estudiantes, cuando conoce a Lorca, Buñuel, Dalí y otros personajes de la cultura española, pero también a Madame Curie, Tagore, Einstein, Marañón o Chesterton.

El pasado mes de mayo Pepín Bello acudió a la Residencia de Estudiantes, en uno de sus últimos actos públicos, para la presentación del libro "Ola Pepín", que toma como título el encabezamiento de las cartas que Dalí enviaba a Pepín.

Este libro reúne los ensayos firmados por Ricard Mas Peinado, Agustín Sánchez Vidal, Christopher Maurer o Andrés Soria Olmedo, con motivo de las jornadas organizadas en 2004 por la Residencia de Estudiantes para conmemorar el centenario del nacimiento de Dalí y los cien años de Pepín.

Entonces hizo gala de un gran sentido del humor, ya que a pesar de haber inspirado muchas de las imágenes surrealistas de Lorca, Buñuel y Dalí, él aseguró: "tengo de poeta lo mismo que de marciano".