Viernes, 11 de Enero de 2008

La justicia holandesa interroga a detenidos en el caso de clínicas abortistas

EFE ·11/01/2008 - 15:21h

EFE - Fachada de la clínica Emece de Barcelona, que forma parte del grupo CBM, donde presuntamente se realizaban abortos ilegales a mujeres embarazadas de hasta más de siete meses procedentes de toda Europa.

Seis de los detenidos en la trama de supuestos abortos ilegales en clínicas de Barcelona prestan hoy declaración ante una comisión de la justicia holandesa en relación con la causa abierta en ese país contra una joven que, al parecer, abortó en gestación avanzada en uno de los centros de Carlos Morín.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) han confirmado que una comisión rogatoria holandesa se ha trasladado a Barcelona para interrogar a alguno de los implicados en la red que está siendo investigada en Barcelona y que ha llevado a prisión a cinco personas, entre ellas, el doctor Morín.

La policía holandesa detuvo el pasado mes de noviembre en Brabante (Holanda) a una mujer por haberse sometido a un supuesto aborto ilegal en una clínica cuando su gestación superaba el límite de las 24 semanas que fija la legislación de los Países Bajos para permitir la interrupción voluntaria del embarazo.

Esta mujer, de 24 años y nacionalidad holandesa, se enfrenta a una posible acusación de asesinato o infanticidio.

Fuentes judiciales han apuntado que la comisión holandesa tiene previsto interrogar a seis de los detenidos en Barcelona, entre ellos Carlos Morín, que se encuentra en prisión junto a su mujer y tres colaboradores más, dos de ellos psiquiatras.

A los cinco detenidos (de un total de doce), que se encuentran en prisión sin fianza, se les imputan los delitos de aborto ilegal, asociación ilícita y falsedad documental.

Desde primera hora de la mañana, el juzgado de instrucción número 33 de Barcelona, que lleva el caso contra las clínicas privadas, acoge los interrogatorios de los representantes de la justicia holandesa y se prevé que éstos se alarguen hasta esta tarde, cuando en principio se tomará declaración a Morín.

El caso de la mujer detenida en Holanda no está vinculado con los arrestos realizados en Barcelona, en una operación que duró dos días y que conllevó también registros de las clínicas abortistas, según señaló la justicia holandesa.