Archivo de Público
Lunes, 31 de Enero de 2011

Dos acusados admiten que mataron por dinero a una mujer en Cordovilla (Navarra)

EFE ·31/01/2011 - 15:52h

EFE - La Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista se ha concentrado hoy a las puertas del palacio de Justicia de Navarra, donde ha exigido justicia para Yamiled Giraldo, coincidiendo con el comienzo hoy del juicio contra cinco procesados por su supuesta participación en la muerte de esta mujer en Cordovilla el 25 de abril de 2009.

Los dos autores materiales del asesinato en 2009 de una mujer en Cordovilla (Navarra) han admitido hoy haberlo hecho "por dinero", mientras que los otros tres procesados han negado su implicación, de forma rotunda en el caso del considerado instigador del crimen por venganza.

El juicio, en el que la fiscalía pide un total de 150 años de cárcel para los cinco acusados, estudiará lo ocurrido en Cordovilla, donde Yamiled Giraldo murió en presencia de su propio hijo por los disparos de un presunto sicario, quien actuó en compañía de una mujer, ambos embarcados en el crimen "por dinero", han admitido hoy.

Los otros tres procesados se encontraban en prisión en el momento de los hechos, dos de ellos presuntamente encargados de buscar los medios materiales y personas que llevaran a cabo el asesinato, y el tercero, José L·L., presunto instigador del crimen, supuestamente cometido en venganza ya que Yamiled Giraldo fue una de las acusadoras y testigo contra él en un juicio por prostitución y abusos sexuales.

En su declaración de hoy José L.L. ha sido rotundo al asegurar que "nunca" encargó ni pagó por matar a Giraldo, y que "nunca" ha tenido "nada que ver" con los hechos hoy juzgados.

En la misma línea se han manifestado Karlos I.M. y Pedro Andrés G.P., exmarido y amigo, respectivamente, de Nira A.M., a quien supuestamente encargaron que localizara a la víctima y acompañara al pistolero contratado, quienes han señalado que conocieron el crimen a posteriori por la prensa.

Más explícitos han sido los autores materiales de los hechos, ya que Rodrigo S.S. ha admitido haber dado muerte a Yamiled Giraldo, un "trabajo" que hizo por dinero, sin conocer quién le pagaba ni los motivos.

Ha señalado que el encargo de darle muerte se gestó en la cárcel de Pamplona, donde coincidió meses antes con Karlos I.M., quien se lo propuso a cambio de 8.000 euros y él aceptó, y ya en libertad Nira A.M. se puso en contacto con él para llevar a cabo el plan.

Para ello gastó parte de los 4.000 euros que inicialmente recibieron ambos en adquirir un coche y una pistola con la que matar a la mujer, y hasta en dos ocasiones viajaron hasta el pueblo navarro donde ella residía y trabajaba como esteticista, si bien no se dieron las condiciones para matarla.

Finalmente, el crimen tuvo lugar en una urbanización nueva y solitaria de Cordovilla, hasta donde atrajeron a la víctima con un engaño, ya que Nira A.M. le citó en ese lugar para que ese día acudiera a un domicilio a realizar un trabajo como esteticista.

A la hora indicada, y con Rodrigo y Nira esperando en un coche, Yamiled Giraldo apareció al volante de su vehículo, si bien ambos quedaron sorprendidos al comprobar que estaba acompañada por su hijo de 14 años, aunque decidieron continuar adelante con el plan.

Así, Rodrigo S.S. ha relatado que se dirigió a la mujer y le tiroteó, si bien "en ningún momento" apuntó al niño y tuvo cuidado en que la trayectoria de sus disparos no afectara al menor, tras lo que huyeron.

El grueso de su declaración lo ha corroborado la otra presunta autora, Nira A.M., quien ha dicho haber actuado por encargo de su exmarido, Karlos I.M., a quien obedeció por temor a "perder" a la hija de 4 años que ambos habían tenido en común.

Además, ha constatado su arrepentimiento y desazón tras los hechos y ha renegado de sus primeras declaraciones ante el juzgado y la Policía foral, en las que entonces dijo conocer que el crimen era un "ajuste de cuentas" y que había sido "utilizada" por Karlos I.M. y por José L.L.