Archivo de Público
Lunes, 31 de Enero de 2011

Nada de enlaces a 'torrents', pero Google sugiere otros delitos

Acusan al buscador de censurar de forma aleatoria enlaces a páginas web de descarga de archivos y de atacar la "libertad en Internet"

PABLO OLIVEIRA Y SILVA ·31/01/2011 - 14:50h

Para adaptar sus sistemas a las demandas del Gobierno de EEUU y de los grupos de presión en defensa de los derechos de autor, Google cambió en diciembre de 2010 una serie de funcionalidades con el fin de dificultar a los usuarios el acceso a contenidos "de infractores" desde el buscador.

Así, en la aplicación autocompletar que incorpora el motor de búsqueda, y que sugiere términos al usuario en función de las palabras que éste va introduciendo, Google eliminó todas las referencias a la palabra torrent y sus diferentes combinaciones en EEUU, al tratarse de uno de los enlaces más utilizados para dirigir a páginas web de descarga.

Ésta es una de las fórmulas que Google ha encontrado para "ayudar a la industria audiovisual", como manifestó en un comunicado en su blog oficial, con el fin de que los usuarios no accedan desde el buscador a páginas web que, supuestamente, infringen los derechos de autor. Sin embargo, con la función de autocompletado y utilizando otros términos tanto en inglés como en otros idiomas, el buscador sugiere a los usuarios el acceso a páginas web que ofrecen información sobre "cómo robar datos de redes sociales", "cómo robar un banco", "cómo fabricar una bomba", "cómo defraudar a hacienda" o "cómo drogar a una mujer", entre otros términos que también pueden infringir otras leyes.

Algunas voces en EEUU han acusado a la compañía de actuar en connivencia con la industria audiovisual, ya que con estos cambios impiden el acceso a páginas web acusadas de quebrantar la ley de propiedad intelectual, mientras que desde el buscador se puede acceder a otras muchas páginas que podrían ser acusadas de infringir otras leyes.

"Los usuarios tienen derecho a disfrutar de una Internet libre y abierta, ya que esa es la esencia de la Red", han promulgado los responsables de sitios como RapidShare o Megaupload, que acusan a la compañía de ejercer una censura aleatoria y demostrando el poder unidireccional que tiene el buscador. "Los resultados de búsqueda en Internet tendrían que reflejar sólo el interés de los usuarios. Google ha ido demasiado lejos con esta censura".