Archivo de Público
Lunes, 31 de Enero de 2011

Messi, un goleador en blanco y negro

El argentino está a 71 dianas de César, máximo realizador de la historia del Barça

G. ARANDA / C. GUIMERÀ ·31/01/2011 - 08:40h

Messi, a punto de batir a Casto, portero del Betis, durante la ida de los cuartos de final de Copa.fernando zueras

César Rodríguez, 235 goles entre 1942 y 1955. Ladislao Kubala, 196 tantos entre 1950 y 1961. Josep Samitier, 178 dianas entre 1918 y 1933. Añadan a estos nombres ilustres, con caras que vienen a la memoria en blanco y negro, el de un chico de 23 años a color, en alta definición, en 3D, que ha crecido ya con internet y cuyas hazañas viajan por el mundo al ritmo trepidante que marcan las redes sociales.

Leo Messi, con 164 tantos desde que debutó en 2004 hasta el pasado sábado, es ya el cuarto máximo goleador de la historia del Barcelona, igualado con Josep Escolà, que los consiguió entre 1934 y 1949. Nadie ha sido capaz de marcar tantos goles en sólo seis años como barcelonista. Si bien es cierto que antiguamente se jugaban muchos menos partidos oficiales por campaña, la media de goles por partido de Messi, que ha jugado 245 encuentros con el Barça, es muy similar a la de César, que necesitó 348 encuentros para alcanzar los 235 tantos.

El sábado igualó a Escolà y tiene cerca los registros de Kubala y Samitier

Si el leonés marcaba 0,67 goles por partido, el actual 10 azulgrana golea 0,66 veces por encuentro. Con este promedio, Messi necesitaría 107 encuentros para alcanzar a César como el máximo goleador de la historia del club. O sea, que podría estar liderando el ranking, si no sufre una lesión grave, de aquí a unas tres temporadas. Habría logrado, con 27 años, los registros que César alcanzó con 35.

Messi mejoró su acierto de cara a gol con la llegada de Guardiola y más aún desde que le puso de falso delantero alejándolo de la banda. Si se le ocurriera al argentino seguir con el ritmo de tantos que lleva con el técnico, aún tardaría menos en convertirse en el máximo goleador de todos los tiempos del Barça. Con Pep, Messi ha sumado 122 goles en 132 partidos. El promedio es absolutamente espectacular: 0,92 goles por partido, de modo que superaría a César en 78 partidos, que podría haberlos jugado al finalizar la campaña próxima, con 25 años. Su fútbol es el del futuro. Sus números parecen del siglo pasado.

Hipótesis aparte, Messi no sólo igualó a Escolà en goles en encuentros oficiales, sino que también superó a Eto'o en tantos en Liga. El camerunés ha firmado 108 goles con el Barça en Liga; el argentino, con los dos del sábado, ya lleva 109. "Es un animal competitivo. Va a romper las estadísticas", advirtió tras el encuentro Guardiola, que ha visto ya 401 goles de su equipo desde el banquillo. Una barbaridad de dianas que, entre otras lindezas, le ha permitido igualar la racha de victorias seguidas en Liga del Real Madrid de Di Stéfano en la temporada 60-61.

Con su media de tantos, podría alcanzar a César con 26 o 27 años

El récord como estímulo

El récord de victorias seguidas en Liga que el Barça podría superar el sábado ante el Atlético en el Camp Nou sirvió a Guardiola para motivar a los jugadores. "Es un honor igualar al Madrid de Di Stéfano, hacía 50 años que nadie conseguía algo así y eso demuestra el valor que tiene", celebró Pep. El entrenador no era el único concienciado del valor de la gesta. "Parece que son cosas sin importancia, pero ocurren pocas veces y son estímulos que nos hacen meternos bien", confesó Iniesta. "Sabíamos que teníamos esta oportunidad y estamos contentos", reconoció Pedro.