Archivo de Público
Domingo, 30 de Enero de 2011

Varios países repatriarán a sus nacionales y personal de embajada

EFE ·30/01/2011 - 21:41h

EFE - Manifestantes rezan durante una manifestación en el centro de El Cairo, Egipto. Los egipcios se congregaron por sexto día consecutivo para protestar en contra del gobierno en el centro de El Cairo y otras ciudades aunque en grupos más minoritarios en comparación con los días anteriores y bajo una fuerte presencia militar.

Varios países han empezado a organizar la repatriación desde Egipto de sus nacionales e incluso de parte del personal de sus legaciones diplomáticas, ante la situación de inseguridad creada por la ola de protestas contra el presidente Hosni Mubarak.

El Departamento de Estado de Estados Unidos autorizó hoy la "salida voluntaria" de los empleados de su embajada de El Cairo no necesarios en caso de emergencia, mientras Israel ya ha sacado de Egipto a los familiares del personal diplomático de su legación y a otros israelíes que se encontraban en el país vecino.

Turquía y Grecia preparan repatriaciones: Ankara ha organizado el envío de tres aviones a Egipto para evacuar a 750 ciudadanos turcos residentes allí, mientras Atenas ha puesto en marcha un plan para sacar a los aproximadamente 2.000 griegos que viven en Egipto con aviones militares.

"Debido a la situación, el despegue de los aviones se realizará cuando se garanticen las condiciones de seguridad para los ciudadanos griegos", indicó el Ministerio de Exteriores heleno.

El Reino Unido, por su parte, no planea de momento ninguna evacuación, pero sí ha recomendado a sus ciudadanos que abandonen Egipto si pueden hacerlo en circunstancias seguras.

La mayor parte de los turistas británicos que se encuentran en Egipto, unos 30.000 según estimaciones del ministerio, están en complejos turísticos como Sharm el Sheikh, considerados "seguros" por Exteriores.

Lo mismo opina el ministerio de Exteriores alemán que, no obstante, está negociando con las compañías aéreas el aumento de los vuelos hacia Egipto y Lufthansa organizará un vuelo adicional mañana lunes.

La prensa alemana informa también de que Berlín podría mandar funcionarios consulares adicionales para ayudar a los colegas de El Cairo que están desbordados por las peticiones de los últimos días.

El ministerio de Exteriores suizo, por su parte, ha recomendado a sus nacionales de Egipto (algo más de 1.500) que "salgan temporalmente del país utilizando los medios de transporte existentes, y que informen a su Embajada de su partida".

Otros países han recomendado a sus ciudadanos no viajar a Egipto, como España cuyo ministerio de Exteriores aconseja suspender "todo viaje no esencial".

A quienes ya están en Egipto en Ministerio español recomienda respetar el toque de queda, que extremen "la precaución" y se mantengan "alejados de las manifestaciones".

Francia, que dice seguir "muy de cerca" la situación en Egipto, aunque no se plantea la evacuación de sus nacionales, advierte también a sus ciudadanos que se encuentren allí que "limiten sus desplazamientos a lo estrictamente necesario" y se alejen de las concentraciones.

En la página web del ministerio de Exteriores australiano se puede leer esta advertencia: "Recomendamos no viajar a Egipto debido a la agitación civil, si usted se encuentra actualmente en el país y está preocupado por su seguridad, debería salir si es posible".

En Rusia, el portavoz de Exteriores, Alexandr Lukashévich, ha declarado que "en las actuales circunstancias es conveniente abstenerse de viajar a Egipto por motivos turísticos", mientras la viceministra de Deporte y Turismo, Nadezhda Názina, recomendó a los tour operadores rusos suspender los viajes de turistas a ese país.

"La situación en los balnearios sigue siendo tranquila, pero el desarrollo de los acontecimiento es impredecible", dijo Názina a la agencia Interfax. Recalcó que de momento no se plantea la evacuación de los turistas rusos que se hallan en Egipto, unos 25.000.

Muchos de los extranjeros que están actualmente en Egipto son turistas de visita en algún balneario donde de momento todo está tranquilo; por ello algunos países, como Canadá, sólo han recomendado no viajar a El Cairo y Alejandría.

En esas ciudades, advierte el ministerio de Exteriores canadiense, se están registrando "grandes manifestaciones, arrestos masivos, daños a la propiedad, heridos y muertos por lesiones sufridas durante las protestas".

Las protestas en Egipto han causado la muerte de un funcionario de embajada, un contable de la legación de Azerbaiyán que murió por herida de una bala perdida.