Archivo de Público
Sábado, 29 de Enero de 2011

IU se desmarca del respaldo de UGT y CCOO al acuerdo

 

Cayo Lara acusa al Gobierno de no dejar «ningún derecho» a los trabajadores

IÑIGO ADURIZ ·29/01/2011 - 08:00h

Mónica Patxot - Lara mostró ayer su rechazo a la iniciativa.

De manera inusual, Izquierda Unida y los sindicatos mayoritarios no irán de la mano en materia de pensiones. La federación quiso ayer dejar claro que no respalda el acuerdo alcanzado el miércoles entre CCOO, UGT y el Gobierno para la reforma del sistema.

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, volvió ayer a reclamar que se mantenga la edad de jubilación a los 65 años, así como que el periodo máximo de cotización sea de 35 años, frente a la propuesta del Ejecutivo que "potencia la banca privada".

A juicio de Lara, la reforma debería haberse incluido en el programa electoral del PSOE para que "los ciudadanos pudieran votarlo". E insistió en que su formación recurrirá al "trámite parlamentario" para defender sus posiciones. "Cuando tengamos fuerza suficiente cambiaremos la ley", vaticinó el coordinador federal de IU en rueda de prensa.

La reforma "recorta derechos" y no existen "razones objetivas" para llevarla a cabo, agregó Lara, porque "existe superávit en las cuentas de la Seguridad Social, también en la liquidación de los Presupuestos Generales del Estado de 2010 y actualmente hay cuatro millones y medio de parados que algún día acabarán cotizando".

Preguntado sobre si la federación se siente incómoda con la decisión adoptada por los sindicatos, el líder de IU aseguró que en la formación están "incómodos porque este Gobierno no va dejar ningún derecho en pie para los trabajadores de este país". De esa manera, Lara intentó exculpar a CCOO y UGT de la reforma porque, indicó, "quien toma la decisión es el poder".

Desde otra perspectiva, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, valoró "positivamente el trabajo desarrollado por los sindicatos en su labor negociadora con el Gobierno tras alcanzar un acuerdo en la actual situación de crisis". En nombre de la corriente interna de IU Abierta, Llamazares aseguró que mantiene su "posición crítica hacia el Gobierno, que siempre estuvo más atento a las instrucciones del mercado que a la defensa de las políticas sociales.