Archivo de Público
Viernes, 28 de Enero de 2011

La calle se sube a la pasarela Cibeles

La Semana de la moda de Madrid presentará la colección otoño-invierno 2011 entre el 18 y el 23 de febrero

ROCIO PONCE ·28/01/2011 - 20:02h

'Backstage'. R. SEDANO

Desfilar en Cibeles dejará de ser un sueño para los que no sean modelos profesionales. Sólo basta con ser joven y tener el look -y fondo de armario- adecuado para poder formar parte de Cool People en Cibeles, una de las novedades con las que se presenta la edición número 53 de la semana de la moda madrileña.

Durante la rueda de prensa ofrecida este viernes, el presidente de Ifema, Luis Eduardo Cortés, fue el encargado de presentar el calendario y anunciar el resto de propuestas acompañado de Modesto Lomba, diseñador y presidente de ACME, y Cuca Solana, directora de Cibeles. Uno de los cambios más visibles es el paso de El Ego de la primera a la última jornada y el cierre de la misma con este desfile streetstyle. Una iniciativa pionera en España en la que participarán amantes de la moda, previa selección vía redes sociales. No presentarán ninguna colección, desfilarán con su propia ropa. Se corre el riesgo de que la Cibeles, símbolo de creatividad, diseño y exclusividad, pueda convertirse en una pasarela de marcas caracterizadas por vender millones de prendas con diseños clonados de grandes firmas. Habrá que ver cómo resulta este "experimento" que busca la diversión y acercar la pasarela a cómo visten los jóvenes, argumentó el presidente de Ifema.

"Abrirán la edición los clásicos más consagrados", como Jesús del Pozo, Angel Schlesser y Roberto Verino, anunció Cortés. En esta edición varios nombres habituales se caen del cartel por distintos motivos. Entre las ausencias destacadas están la de Elio Berhanyer, que cerró su taller el pasado diciembre, Miriam Ocáriz, Lydia Delgado, que se pasa al Off Cibeles para dar una oportunidad a su hija Miranda Makaroff, y María Barros.

45 diseñadores presentarán sus colecciones y serán 40 los que formen parte del Showroom en el que los nuevos talentos pueden vender directamente al público sin presentar la colección en pasarela. El Ego sigue funcionando como trampolín para jóvenes diseñadores y lo demuestra la entrada de la novata de esta edición, la diseñadora gallega Sara Coleman, a la que le toca el turno de subir "al equipo de los mayores", explicó Cortés.

Sigue sin ser la pasarela deseada

Lo que no cambia es la ubicación de la CMFW que realiza la mayoría de los desfiles en el recinto ferial- que aporta gran parte del presupuesto del evento-, pese a que ACME ya ha expresado su interés por un cambio de gestión y encontrar nuevos espacios para celebrar la semana de la moda. Cibeles Madrid Fashion Week cuenta con un presupuesto de tres millones de euros de los que 700.000 aproximadamente son cubiertos gracias a los patrocinadores y el resto lo aporta Ifema. Desgranando gastos, una parte importante se destina a los castings de modelos - entre 40.000 y 42.000 euros por desfile-. "Si ayudamos a que la moda española se haga fuerte, este gasto está justificado y merece la pena", admitió Cortés. Modesto Lomba añadió que a los diseñadores sacar a la luz una colección les cuesta entre 80.000 y 120.000 euros. Sara Coleman admitía que a ella le ha salido más barata y que la mayoría de la inversión la hace en producción, porque con un desfile puedes conseguir "un escaparate y sólo humo cuando lo importante hoy en día es conseguir clientes".

Lo que tampoco cambia es la coincidencia entre las semanas de la moda europeas. Madrid y Londres competirán por los flashes y espacios informativos los mismos días: del 18 al 23 de febrero. Algo negativo para ambas pasarelas, pero inevitable por cuestiones de calendario, explicó el presidente de Ifema.