Jueves, 10 de Enero de 2008

OHL, apartada del AVE

Fomento y la empresa pactaron su salida encubierta del grueso de las obras tras los socavones 

G. AYUSO / A. CABELLO ·10/01/2008 - 21:47h

Cartel de OHL semiarrancado en las obras del AVE cerca de la estación de Bellvitge. DAVID ROIG

Los socavones sí pasaron factura a OHL. La constructora no trabaja propiamente en el túnel del AVE en el complicado y polémico trazado entre Bellvitge y la estación de Sants de Barcelona, tal y como tenía encargado en un inicio, según ha podido saber Público, y se dedica a llevar a cabo tareas complementarias.

El Ministerio de Fomento no se cansó de culpar a la empresa de Juan Miguel Villar Mir, adjudicataria de las obras del AVE en Bellvitge, de los problemas en la construcción del túnel. La aparición de socavones llevaron a suspender el servicio de Cercanías en el sur de Barcelona durante 43 días porque la seguridad quedó en entredicho.

Pese a la intención inicial de retirarle el contrato, Fomento optó finalmente por incorporar a otras dos empresas, Cabosa y la unión temporal de empresas formada por Rodio y Terratest, para realizar "tareas de emergencia". A la práctica, aunque OHL continua siendo la adjudicataria principal, la voz cantante de las obras la lleva Sacyr-Vallhermoso, de la que es filial Cabosa. Alrededor de las obras, pueden observarse numerosos carteles con el logo de esta empresa. Por el contrario, los de OHL han sido arrancados.

OHL ni desmintió ni confirmó haber dejado de actuar en la excavación del túnel, ahora ya finalizado.

Obreros de Adif y Sacyr explicaron ayer que OHL se dedica sólo a excavar pozos de acceso al túnel por donde desciende el material necesario para los trabajos. Estos pozos podrían servir también para bombear el agua de los túneles y como salidas de emergencia. Cuando las empresas que actualmente trabajan se retiren, OHL sí se encargará entonces de los menos complicados trabajos de urbanización en superficie, como la reconstrucción de calles, aceras y pasos.

Sin nueva adjudicación

Adif, la empresa pública que gestiona las obras, afirmó ayer que "no ha habido ninguna otra adjudicación y a OHL no se le ha rescindido el contrato". Afirmó que las empresas que se incorporaron para arreglar el desaguisado trabajan en aquello para lo que se las requirió: el sellado entre pantallas para evitar los corrimientos de tierra, en el caso de Rodio y Terratest; y el refuerzo del túnel de Ferrocarrils de la Generalitat, que hace Cabosa.

OHL ya dijo a Público que la aparición de socavones fue motivada por culpa de las prisas que el Ministerio de Fomento imprimió a la empresa. Su objetivo era terminar las obras a tiempo para que el AVE llegara a Barcelona el 21 de diciembre, la fecha a la que se comprometió el Gobierno. Fuentes del PSC confirmaron ayer que por ello los trabajos no se llevaron a cabo correctamente. No obstante, tanto Fomento como estas mismas fuentes señalaron que fue el método de construcción utilizado por la empresa el que provocó los socavones.

Se refieren a que OHL construyó las paredes de ambos lados del túnel con pantallas que colocó como piezas independientes y que no selló entre sí. El terreno en esta zona deltaica es muy poco estable y la tierra, ayudada por las lluvias, fue colándose entre las juntas hasta el interior del túnel, dejando hueco el subsuelo, lo que provocó los múltiples socavones.

Si en superficie aparecieron agujeros, bajo tierra tuvieron que realizarse también múltiples inyecciones de mortero para rellenar el terreno.