Archivo de Público
Viernes, 28 de Enero de 2011

Obama nombra nuevo portavoz de la Casa Blanca

El periodista Jay Carney sustituye a Robert Gibbs para intentar dar un nuevo aire a este departamento

EFE ·28/01/2011 - 00:08h

El nuevo portavoz de la Casa Blanca será Jay Carney, en sustitución de Robert Gibbs, que abandona el puesto para convertirse en asesor externo, anunció este jueves el jefe de Gabinete, Bill Daley.

En un correo electrónico enviado a los funcionarios de la Casa Blanca, Daley indicó que Carney, actualmente portavoz del vicepresidente de EEUU, Joe Biden, será "asesor del presidente y secretario de Prensa".

Carney, un veterano periodista, era portavoz de Biden desde la llegada del actual Gobierno al poder, hace dos años.

Se le atribuye, entre otros méritos, el haber conseguido que el vicepresidente, famoso por hablar demasiado o confundirse en sus intervenciones en público, se haya convertido en un ejemplo de discreción.

Gibbs prepara la campaña

Gibbs había anunciado el 5 de enero su marcha como portavoz presidencial para convertirse en asesor externo del presidente Barack Obama y comenzar a preparar la campaña para la reelección del mandatario del año próximo.

Carney fue seleccionado entre una serie de finalistas

El relevo se efectuará en las próximas semanas, según indicó el propio Gibbs. Carney fue seleccionado entre una serie de finalistas que incluyeron a los actuales portavoces adjuntos de la Casa Blanca, Bill Burton y Joshua Earnest, y la subdirectora de Comunicaciones, Jen Psaki.

Antes de ser portavoz de Biden, Carney, casado con la también periodista Claire Shipman, de la cadena de televisión ABC, era el delegado en Washington de la revista Time, para la que también fue corresponsal ante la Casa Blanca. Ha sido también corresponsal en Moscú.

Además del nombramiento del nuevo portavoz, el jefe de Gabinete de la Casa Blanca indicó que Nancy Ann de Parle y Alyssa Mastromonaco, hasta ahora responsable de la agenda de Obama, pasarán a ser jefas adjuntas de Gabinete.

Más claridad

Al anunciar los nombramientos, Daley afirmó que "estas decisiones aportarán mayor claridad a nuestra estructura y nuestros cometidos y mejorará nuestra colaboración y cooperación".

Con este nuevo nombramiento, la Casa Blanca quiere dar un nuevo aire a su departamento de Prensa

Con el nombramiento del nuevo portavoz, la Casa Blanca quiere dar un nuevo aire a su departamento de Prensa, de cara a una segunda mitad de mandato en la que Obama buscará su reelección e intenta presentar una imagen más centrista y colaboradora con la oposición republicana, que ahora controla la Cámara de Representantes.

Al tiempo que Gibbs era el portavoz de la Casa Blanca, también era uno de los asesores más cercanos a Obama, lo que en ocasiones hizo que proyectara ante la prensa un mensaje considerado demasiado partidista.

A su llegada a la Casa Blanca, por contra, Carney aseguró que no tenía intención de hacer de su cargo un puesto partidista.

"Es un Gobierno demócrata. Evidentemente, estamos en ese lado político pero no veo mi cargo como un trabajo partidista en absoluto", declaró entonces.