Archivo de Público
Viernes, 28 de Enero de 2011

El PSOE, contra el tijeretazo autonómico

Gaspar Zarrías sostiene que recentralizar el Estado sería "un paso atrás"

G. LÓPEZ ALBA ·28/01/2011 - 08:00h

MARTA JARA - Gaspar Zarrías junto a Carmela Silva.

"Recentralizar es sinónimo de retroceder. Sería un paso atrás ". Con esta contundente afirmación quiso ayer el secretario de política autonómica del PSOE, Gaspar Zarrías, disipar los temores de los nacionalistas a que se aproveche la crisis económica para realizar una nueva armonización entre comunidades autonómicas y también marcar distancias con el PP en el horizonte de las elecciones regionales de mayo.

Zarrías, que presentó las líneas maestras del programa marco con el que concurrirán los candidatos socialistas, argumentó que la recentralización "perjudicaría a los ciudadanos y a la prestación de los servicios públicos que más directamente afectan a los ciudadanos", como la sanidad, la educación y la ayuda a los dependientes. Y esto choca frontalmente con el objetivo último que los socialistas debatirán este fin de semana en una convención: "Poner en marcha medidas que hagan más fácil la vida a los ciudadanos".

El dirigente socialista, que es también el secretario de Estado de Política Territorial, sostuvo que "no es hora de renegar del Estado de las autonomías o adoptar decisiones que lo hagan inviable de hecho", pretensión que el PSOE atribuye al PP. Defendió, en este sentido, que en el contexto de crisis económica el reto es ganar eficacia, porque no se puede obviar el hecho de que los gobiernos autonómicos gestionan el 60% del gasto público.

En el contexto de crisis económica el reto es ganar eficaciaUna de las principales apuestas del PSOE será mejorar la "coordinación horizontal y vertical", potenciando los convenios de cooperación y colaboración entre comunidades. En este sentido, Zarrías aseguró que el PSOE "no se va a oponer" a que, como viene defendiendo el extremeño Guillermo Fernández Vara, los presidentes autonómicos puedan convocar sus propias conferencias sin contar con el Gobierno central. En cuanto a las duplicidades en la prestación de servicios, que se quieren reducir al máximo, sostuvo que, aunque las hay, "son la excepción a la regla".