Martes, 2 de Octubre de 2007

"Hay que frenar el uso de la genética que lleva a la opresión"

Axel Kahn
Director del Instituto Cochín y bioquímico experto en genética

A.P. ·02/10/2007 - 21:33h

El profesor Axel Kahn

El profesor Axel Kahn, bioquímico especializado en genética y célebre por sus posiciones polémicas contra las patentes de genes humanos, la clonación, está siendo uno de los hombres clave en la protesta contra el proyecto que quiere instaurar la realización de pruebas de ADN a las familias inmigrantes candidatas a la reunificación en Francia.

¿Por qué se opone al proyecto?
Es un proyecto ineficaz e inmoral. Pensaba desde el principio que diputados y senadores, en cuanto comprendieran lo que de verdad se les estaba proponiendo, lo iban a rechazar.

¿Sugiere que una cosa es el texto y otra la intención verdadera?
El proyecto de ley afirma que la prueba de ADN será voluntaria para que las familias extraeuropeas puedan probar el vínculo familiar que les permitiría inmigrar. Pero esa voluntariedad es falsa. Está claro para todos los servicios del Estado francés que, en cuanto se instaure el principio legal de la prueba de ADN, quienes lo acepten podrán inmigrar y quienes no lo acepten, no.

Por qué es inmoral  pedir la prueba genética?
En Francia, dos leyes sobre la adquisición de la nacionalidad francesa y la integración estipulan que, aunque la familia humana efectivamente tiene que ver con los vínculos de sangre, es ante todo un vínculo de amor y afecto, relacionado con el deseo de educar a niños en un clima de bienestar. El lazo familiar es más importante que el vínculo de sangre, de ahí posibilidades como la adopción o la inseminación artificial. No veo por qué lo que es verdad para una familia europea debería no serlo para una de piel oscura que viene del Sur.

Este proyecto es una pieza más en la inmensa batería de usos del fichaje genético en marcha. En Francia, la policía está fichando el ADN de simples sospechosos, sean o no enjuiciados. Como ingeniero genético, ¿siente que ha contribuido a inventar un monstruo?
La genética, como todos los avances científicos, tiene utilizaciones nefastas. El avión es un invento maravilloso, pero también permite lanzar bombas sobre Hiroshima y Nagasaki. Hay muy pocos ejemplos de avances de la ciencia que no respondan a esa ambivalencia. Pero precisamente esa ambivalencia es la justificación de la democracia. La ciencia y la técnica dan a la Humanidad saber y poder. Los ciudadanos, gracias a la democracia, pueden controlar la utilización de ese saber y ese poder para que únicamente lo que es avance se instaure y se frene lo que conduce a la opresión. En genética, se trata de emplear el saber para crear medicamentos y conocer mejor las enfermedades y de frenar todos los usos de la genética que conducen a la opresión.

Si las pruebas de ADN se instauraran, ¿se opondrían legalidad y legitimidad?
Si un poder democrático instaura pruebas de ADN de manera democrática, sería legal. Pero regímenes demócratas pueden tener deslices autoritarios. Si se instauran pruebas de ADN, debería ser posible poner la ley en entredicho en nombre de un principio superior.