Archivo de Público
Jueves, 27 de Enero de 2011

Salinger íntimo

Varias cartas revelan que el autor de 'El guardián entre el centeno' disfrutaba con los Tres Tenores y las hamburguesas

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·27/01/2011 - 12:22h

AFP - Donald Hartog (izquierda) y JD Salinger, en Londres.

El escritor estadounidense Jerome David Salinger (1919-2010) pasará a la historia por dos aspectos: el primero, por escribir una de las novelas más relevantes de la historia de la literatura, El guardián entre el centeno; el segundo, por ser uno de los autores más huraños, reservados y asociales nunca conocidos.

Pero bajo esa máscara se escondía un hombre normal, que gozaba con la música y se deleitaba saboreando una buena hamburguesa, según se desprende del medio centenar de cartas escritas por el autor a Donald Hartog, un londinense a quien conoció en 1938  en Viena, a donde los habían enviado sus familias respectivas a estudiar alemán. El escritor viajó incluso en 1989 al Reino Unido para visitar a su amigo, que cumplía 70 años.

Los papeles escupen una vida de lo más normal. Salinger era aficionado a deportes como el tenis (disfrutaba viendo los partidos del británico Tim Henman), le encantaba escuchar a los Tres Tenores y, de los tres, sentía predilección por José Carreras. Prefería las hamburguesas de Burger King a las de otras cadenas y el teatro era una de sus pasiones.

"Tenía fama de recluso, de persona encerrada en sí misma, pero las cartas revelan a otro Salinger, no esa persona huidiza y siempre enfadada que se imaginaba la gente", afirma Chris Bigsby, profesor de estudios americanos citado por el diario The Guardian

Las cartas fueron donadas por la hija de Hartog a la Universidad de East Anglia (Norwich, Reino Unido), que las ha hecho públicas en el primer aniversario de la muerte del escritor.