Archivo de Público
Miércoles, 26 de Enero de 2011

Los jefes abusan más del alcohol

Hay más bebedores de riesgo entre los directivos, mientras los obreros prefieren fumar

ANTONIO GONZÁLEZ ·26/01/2011 - 21:20h

PUBLICO -

Son los directivos, y no los obreros como muchas veces se piensa, los que presentan con mayor frecuencia un consumo problemático de alcohol en el ámbito laboral entre la población activa masculina. Esta es una de las conclusiones de una encuesta sobre 15.071 personas presentada este miércoles en una reunión con representantes de los sindicatos y de la patronal CEOE por la delegada para el Plan Nacional sobre Drogas, Nuria Espí.

La encuesta, que es el resultado del desarrollo posterior de un módulo específico de la última Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas de 2008, pone a ejecutivos y profesionales liberales a la cabeza de los bebedores de riesgo. Así, el 6,7% de los varones de este grupo profesional beben más de 50 centímetros cúbicos diarios de alcohol puro [el equivalente a entre dos y tres combinados], frente al 3,2% del personal administrativo masculino, el 5,3% de los obreros no cualificados o el 4,2 de los técnicos. A juicio de Espí, tener un mayor rango laboral lleva a un mayor consumo de alcohol "por el mayor tiempo de trabajo", pero también por la "mayor relajación" y la asistencia a "comidas sociales".

Los parados consumen más de todas las sustancias analizadas

En el caso del tabaco, sin embargo, las tornas cambian, y son los trabajadores no cualificados los que tienen a más fumadores en sus filas (41%), mientras que sólo un 34,8% de los jefes y profesionales son adictos al pitillo.

Pero la encuesta refleja también diferencias por sexos. Así, mientras que el consumo de la mayoría de las sustancias es mayoritario entre los trabajadores varones, las mujeres recurren mucho más a los tranquilizantes y somníferos, una tendencia que según Espí tiene mucho que ver con la mayor necesidad que tienen las mujeres trabajadoras de "estar siempre fuertes y activas para abordar la vida tan intensa" que tienen al compaginar la vida laboral con el trabajo en casa.

Así, entre las directivas un 7,1% de las mujeres recurre a este tipo de sustancias frente al 3,6% de los ejecutivos hombres. La diferencia es aún mayor en el caso de los trabajadores con jornada continua de noche o con turnos rotatorios nocturnos, ya que en este caso el 11,1% de las féminas recurren a los somníferos frente al 4,8% de los varones.

Las trabajadoras toman más tranquilizantes que los varones

Pero hablando de consumo de alcohol de alto riesgo situado en mujeres en más de 30 centímetros cúbicos diarios, sólo el 2,8% de las directivas son bebedoras problemáticas, menos de la mitad que sus colegas varones.

Desempleo y drogas

Por situación laboral, los parados presentan consumos más elevados de todas las sustancias, sobre todo de las ilegales. "Es normal que una persona en desempleo pueda tener una mayor necesidad de satisfacer sus insatisfacciones con las adicciones", dijo Espí.

Por otro lado, la encuesta revela que el consumo de alcohol en hombres predomina en los sectores primarios (agricultura, pesca y ganadería), la hostelería y la construcción. Estos dos últimos sectores concentran también la ingesta de drogas ilegales. Asimismo, las sustancias ilegales son más consumidas entre los varones en puestos de jornada reducida o media jornada.

Con estos datos en la mano, los responsables de drogas de CCOO y UGT, José Rodríguez Valdés y Lola Moreno, abogaron este miércoles por fomentar la información de los trabajadores y evitar que las empresas oculten esta realidad y penalicen a los trabajadores con problemas de drogas.