Jueves, 10 de Enero de 2008

Rajoy hará un ministerio de familia

María Jesús Güemes ·10/01/2008 - 20:56h

Familia, personas, políticas sociales... A Mariano Rajoy se le llenaba ayer la boca en un acto sobre el bienestar que organizó su partido en Toledo.
El líder del PP tenía, además, un gran anuncio que hacer.

Durante su intervención no dejo de insistir en que si gana las elecciones generales gobernará para las personas y "no para los territorios, ni para las hectáreas, ni para las civilizaciones, ni para la historia".

Y, por eso mismo, una de sus prioridades serán las familias españolas. Para ellas, Rajoy hará un ministerio, "el de la Familia y Bienestar Social o el de las personas".

La tarea de esta cartera será la de definir, impulsar y coordinar todas las políticas del Gobierno dirigidas a las familias y colaborar con las administraciones públicas.

Además, quiere aprobar una Ley Integral de Apoyo a las Familias que desarrolle el artículo 39 de la Constitción, de modo que se garantice un mínimo común de protección a la familia en el territorio nacional y se active un plan para llegar al nivel de ayuda que existe en el resto de los países de nuestro entorno.

Rajoy cree que es necesario apoyar a la familia porque "necesita protección social y jurídica y es la célula básica de la sociedad". Pero, de todos modos, no es lo único que tiene pensado poner en marcha.

El líder del PP aprovechó la clausura de la conferencia para proponer también un plan nacional de lista de espera para "acabar con las demoras" y prometer que nada más llegar al poder convocará el Pacto de Toledo para tratar "la mejora de nuestro sistema sanitario y de pensiones".
En el paquete de propuestas, Rajoy también habló de financiar "de verdad" la Ley de Dependencia porque el Gobierno "no ha cumplido nada". Y aseguró que él se preocupará por los discapacitados y de la igualdad de los españoles que ha sido "lesionada por las políticas absurdas que se han puesto en marcha en estos cuatro años".

Críticas a Zapatero
Ya animado, Rajoy se lanzó a por José Luis Rodríguez Zapatero. El líder del PP quiso entrar al trapo y responder a las acusaciones que el presidente del Gobierno le había lanzado el día anterior.

El jefe del Ejecutivo socialista dijo que el PP estaba generando "alarmismo" sobre la situación económica española y que era de poco patriotas hacerlo porque afectaba a las expectativas de nuestro país.

Al presidente nacional del PP estas palabras le parecen increíbles, más cuando "la característica principal de esta legislatura es que no se ha atendido a la economía y ahora tenemos un problema en España".

Rajoy recordó que ahora "los precios suben y los sueldos y las pensiones no llegan" y por eso mismo se mostró indignado de que "Zapatero ahora lo niegue todo y diga que estamos en la Champion League de la economía".

Aseguró que él no va ocultar la situación real y se erigió en el defensor de la verdad frente a un Zapatero a quien acusó de mentir. "No dice la verdad", aseguró ante su auditorio entre aplausos."Y un dirigente político que equivoca o falsea el diagnóstico no puede ser la solución al problema", señaló.

En su rosario de críticas, el líder conservador señaló que "quien no ve los problemas no está capacitado para resolverlos". Además, continuando con su reflexión, explicó "y no puede resolverlo porque vive en otro mundo".