Jueves, 10 de Enero de 2008

Dos años de prisión por cazar un tigre

Manuel Domínguez organizó la caza de un tigre hembra, catalogado por la normativa internacional y comunitaria como en peligro de extinción

EFE ·10/01/2008 - 20:46h

El propietario de la finca Los Lunares en Monterrubio de la Serena (Badajoz), y principal acusado de organizar cacerías ilegales en esta localidad, ha sido condenado a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para el derecho de caza, según la sentencia dictada por un Juzgado de Don Benito.

Manuel Domínguez ha sido considerado culpable de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente en su modalidad de caza de especies de fauna en peligro de extinción en grado de consumación. Asimismo, se ha impuesto una pena de 10 meses de prisión e inhabilitación por dos años a Juan Pedro Blázquez y Manuel Balsera Núñez, empleados de Domínguez.

Caza de un tigre

El juez reconoce probado que Manuel Domínguez organizó el 3 de diciembre de 2005 una jornada de caza de un tigre hembra, catalogado por la normativa internacional y comunitaria como en peligro de extinción. También considera probada la participación en la cacería de Tomás de la Flor y David Jiménez y les impone una condena de 18 meses de prisión y la inhabilitación para la caza por un periodo de tres años. El juez estima demostrado que una vez que dieron muerte al felino, todos los acusados procedieron a fotografiarse con los restos del animal a fin de inmortalizar su gesta.