Archivo de Público
Miércoles, 26 de Enero de 2011

La Fiscalía pide que se confirme la condena a Otegi

Reclama al Supremo que mantenga la pena de dos años para el ex portavoz de Batasuna por el homenaje en Amorebieta

EFE ·26/01/2011 - 14:02h

Fotografía de archivo del ex portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi. ÁNGEL DÍA (EFE)

La Fiscalía ha reclamado al Tribunal Supremo que confirme la sentencia que condenó el año pasado Arnaldo Otegi a dos años de prisión por participar en un homenaje en 2005 al preso etarra José María Sagarduy, en Amorebieta.

Así lo ha reclamado el representante del Ministerio Público en la vista celebrada por la Sala de lo Penal del Supremo para estudiar los argumentos del recurso interpuesto por el ex portavoz de la ilegalizada Batasuna contra esta sentencia, dictada por la Audiencia Nacional en marzo de 2010.

La abogada de Otegi, Jone Goiricelaya, ha pedido al Alto Tribunal que absuelva a su patrocinado o que se le imponga la pena mínima, con la atenuante de dilaciones indebidas, mientras que las acusaciones ejercidas por el Foro de Ermua y Dignidad y Justicia piden que se confirme la citada pena.

Enaltecimiento del terrorismo

La Audiencia Nacional consideró probado que Otegi acudió al homenaje al preso etarra José María Sagarduy el 9 de julio de 2005 y durante el acto vertió un discurso como portavoz de Batasuna en principio "no censurable", pues se refirió al alcance de los "objetivos ansiados (reconocimiento de la territorialidad y autodeterminación) mediante la utilización de la sensatez, la inteligencia y la prudencia política".

Sin embargo, al término de su intervención fue cuando Otegi incurrió, en opinión del Tribunal, en un delito de enaltecimiento del terrorismo pues afirmó que dichos objetivos "se lo debemos a los presos políticos vascos, refugiados y tantos camaradas que hemos dejado en la lucha y lo conseguiremos". La Audiencia le condenó a la pena máxima de dos años de prisión porque para el Tribunal "esta persona se prodiga de forma reiterada" en este tipo de actos, y le absolvió de los delitos de asociación y reunión ilícitas.

No condenó la violencia

La defensa de Otegi ha argumentado que el vídeo sobre este acto que se aportó a la causa no puede ser usado como prueba porque está cortado y es una copia, y ha alegado que la magistrada ponente de la sentencia, Ángela Murillo, no juzgó a Otegi con imparcialidad porque le preguntó en el juicio si condenaba la violencia, a lo que éste no contestó.

"¿Si hubiera dicho que sí le hubiera afectado de forma positiva?", ha preguntado Goiricelaya, quien ha hecho hincapié en que a Otegi -en prisión preventiva desde octubre de 2009 acusado de intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna- se le ha condenado por una frase sobre la que no se le preguntó en ningún momento.

Al respecto, el fiscal ha indicado que el contenido del vídeo fue aportado a la causa de forma legítima y ha asegurado que "el razonamiento de la sentencia tiene un contenido objetivo y no afirmaciones subjetivas". En su opinión, la sentencia pone de manifiesto que hubo un ensalzamiento de los valores de ETA.