Jueves, 10 de Enero de 2008

Musharraf, incapaz de detener las bombas en Pakistán

Un suicida acabó el jueves con 22 agentes de policía en Lahore

AGENCIAS ·10/01/2008 - 19:57h

Un suicida acabó el jueves con 22 personas en un ataque contra un grupo de policías en la ciudad paquistaní de la Lahore. Los agentes se preparaban para controlar una de las habituales manifestaciones de los abogados contra el presidente Pervez Musharraf.

"Aparcó su moto y caminó hacia los policías antes de hacerse explotar", comentó a la televisión Geo el agente de policía Jamel Ahmed. Los testigos afirmaron que el suicida era un hombre de unos 25 años. Muchos de los cuerpos quedaron destrozados y esparcidos por la calle. Se trata del atentado más grave desde el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto el pasado 27 de diciembre.

Pakistán registró en 2007 más de 50 atentados suicidas con un saldo de más de 3.000 muertos según el Ministerio del Interior. En Lahore, capital de la provincia de Punjab, no suelen producirse este tipo de ataques.

Seguridad en los comicios 

El ataque cuestiona las garantías de seguridad para la celebración de las elecciones previstas para el próximo 18 de febrero. Los comicios, inicialmente fijados para el 8 de enero fueron aplazados por el asesinato de Bhutto.

La oposición teme que Musharraf decida aplazar sin fecha las elecciones legislativas alegando motivos de seguridad en una maniobra política destinada a salvar a su partido del descalabro que predicen los sondeos. El presidente se apresuró a condenar el ataque y ordenar la captura de los responsables.