Archivo de Público
Miércoles, 26 de Enero de 2011

Récord de asistencia en la séptima manifestación contra Valcárcel

60.000 murcianos, según los sindicatos, salen a la calle en protesta por los recortes

JESÚS PONS ·26/01/2011 - 08:00h

EFE - Miles de murcianos desfilaron por la Gran Vía.

Más de 60.000 personas, según los sindicatos, participaron anoche bajo el frío y la lluvia en la séptima manifestación que transcurre por la Gran Vía de Murcia contra los recortes presupuestarios a los empleados autonómicos. Todos los convocantes coincidieron en que se trata de la marcha con mayor afluencia de las convocadas contra la decisión del Gobierno del conservador Ramón Luis Valcárcel. También es la primera que tiene lugar después de que el Ejecutivo murciano vinculara las protestas a la agresión sufrida por el consejero de Cultura, Pedro Alberto Cruz, diez días antes.

La marcha llegaba marcada por el rechazo del Tribunal Superior de Justicia de Murcia al recurso presentado por el Ejecutivo regional contra el recorrido previsto inicialmente. Este incluía pasar por delante de la casa de Valcárcel, contra la que algunos manifestantes lanzaron huevos en la protesta del 27 de diciembre pasado.

Ayer, la comitiva estuvo encabezada por dos ataúdes, a los que acompañaban un grupo de plañideras y miles de murcianos silenciosos vestidos de negro, con velas en las manos y al son del Réquiem de Mozart. No se registraron incidentes en ningún tramo del recorrido.

Con parados y estudiantes

Por primera vez desde el anuncio de los recortes, a la manifestación de los funcionarios se sumaron estudiantes, desem-pleados y miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Murcia registra un 24% de paro, y la tercera parte de los murcianos vive por debajo del umbral de la pobreza, según Cáritas.

Los manifestantes afinaron los lemas de protesta, ante la advertencia de la fiscalía de identificar y perseguir los mensajes injuriosos. Así, se pudieron escuhar gritos de: "Valcárcel, divino, trabaja de interino" o "Palacios, preciosa, recorta de otra cosa", dirigido este a la consejera de Sanidad. La marcha se retrasó media hora por la reunión de Valcárcel con los sindicatos convocantes. Ambas partes acordaron darse un plazo máximo de diez días para alcanzar un acuerdo.