Jueves, 10 de Enero de 2008

Un juez ordena al Odyssey entregar a España toda la información relativa al tesoro

EFE ·10/01/2008 - 19:53h

EFE - La empresa estadounidense Odyssey tiene catorce días para facilitar a España la información específica del tesoro hallado en mayo pasado.

Un juez de Florida (EE.UU.) ordenó hoy a la empresa estadounidense Odyssey que proporcione al Gobierno español toda la información relativa al tesoro de monedas de oro y plata hallado en mayo pasado, dijo a Efe el abogado que representa a España.

"Estamos muy felices porque el tribunal falló a favor de España y ordenó hoy a Odyssey que nos entregue toda la información que hemos estado solicitando", explicó James Goold, letrado que representa al Gobierno español.

Mark A. Pizzo, juez que instruye el caso en un tribunal de Tampa (Florida), dio un plazo de catorce días a la empresa estadounidense Odyssey para que facilite a España la información detallada sobre el tesoro valorado en más de 500 millones de dólares (350 millones de euros).

El Gobierno español había exigido a la empresa submarina estadounidense, con sede en Tampa, que le proporcionara información específica sobre el lugar exacto del tesoro, entre otros detalles.

Ahora, prosiguió Goold, Odyssey tiene la obligación ineludible de facilitarnos "la localización del barco (hundido del que procede el pecio), información sobre el tesoro y los "objetos" extraídos y el "permiso para examinar los artefactos" del cargamento rescatado.

"Esperamos con ilusión revisar esa información", insistió Goold en una conversación telefónica con Efe.

El juez había pedido en noviembre pasado al Gobierno español y a Odyssey que trabajaran conjuntamente con objeto de llegar a un acuerdo de confidencialidad aceptable sobre el tesoro.

Para Odyssey, que ha reiterado en numerosas ocasiones que el tesoro fue extraído fuera de las aguas jurisdiccionales de España, era una irresponsabilidad "difundir datos que permitieran la localización del sitio arqueológico" y que cualquiera con unos mínimos recursos "pudiera tener la tentación de tratar de rescatar más objetos de valor".

Por ello, exigía al Gobierno español un acuerdo de confidencialidad con relación al cargamento extraído, pacto que nunca se consumó.

Los puntos de desacuerdo no se resolvieron, al parecer, y no se registró un avance sustancial en esta sórdida batalla legal sobre el pecio extraído por Odyssey en la operación denominada "Cisne negro" y que España reclama con firmeza.

Con el fallo del juez favorable a los intereses de España, todo indica que Odyssey deberá plegarse a las reclamaciones del Gobierno español y entregarle "la información que hemos buscado", apostilló Goold.