Archivo de Público
Martes, 25 de Enero de 2011

Una comisión turca concluye que el ataque israelí a la flotilla fue premeditado

EFE ·25/01/2011 - 15:25h

EFE - Barcos con activistas a bordo acompañan al barco Mavi Marmara durante la ceremonia de bienvenida celebrada a su regreso tras el asalto del ejército israelí a la Flotilla de la Libertad" de Gaza, perpetrado el pasado 31 de mayo y en el que 10 activistas perdieron la vida, en Estambul (Turquía). EFE/Archivo

La comisión turca que estudia el asalto israelí a la Flota de la Libertad, que el pasado 31 de mayo provocó la muerte de nueve activistas turcos, ha concluido que el ataque de las Fuerzas Armadas de Israel fue "premeditado".

Ante la revelación el pasado domingo del informe israelí que exculpa a sus soldados de las muertes, la comisión turca hizo llegar hoy a la prensa sus conclusiones, que hasta ahora no había hecho públicas aunque sí había enviado a la comisión internacional de la ONU que investiga el incidente.

"Los soldados israelíes dispararon desde el helicóptero al Mavi Marmara (el principal buque de la flotilla) utilizando munición real y matando a dos pasajeros antes de que ningún soldado israelí llegase a cubierta", afirma el informe turco.

Un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores turco que ha participado en la comisión de investigación turca y que exigió el anonimato, explicó hoy a la prensa que el hecho de que los soldados israelíes disparasen desde los helicópteros con los que se asaltó la flotilla invalida la alegación del informe israelí de que los disparos se hicieron en defensa propia.

"Hemos enviado a la ONU informes forenses que muestran cómo los disparos fueron hechos desde arriba hacia abajo. En algunas víctimas, el orificio de entrada de la bala se halla en la base del cuello y el de salida en la pierna", informó el funcionario.

"También hemos establecido que varios de los muertos recibieron varios disparos a corta distancia y que Cevdet Kiliçlar (una de las víctimas) fue asesinado de un disparo entre las cejas con un fusil de mira láser, algo por lo que la Misión de Recopilación de Pruebas (de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU) concluyó que fue un asesinato deliberado", aseguró.

"Durante el ataque, los soldados israelíes usaron una fuerza excesiva, indiscriminada y desproporcionada contra los civiles a bordo. Los pasajeros sólo ejercieron su legítimo derecho a la defensa propia, sin utilizar armas de fuego, contra el ataque armado de las fuerzas israelíes", agrega el informe.

En él, también se explica que las autoridades portuarias turcas comprobaron "meticulosamente" el cargamento de los barcos de la flota, así como el equipaje de los pasajeros y "no se encontró ningún tipo de armas de fuego o armas".

El representante ministerial turco reconoció que "no fue inteligente" defenderse con los cuchillos de cocina del barco frente a los soldados israelíes, pero atribuyó esta acción al "miedo a ser asesinados" por las fuerzas del estado hebreo.

"Lo que nosotros entendemos es que los soldados israelíes provocaron a los pasajeros y no al revés", afirmó el funcionario.

El alto funcionario turco se mostró disgustado por que Israel se haya saltado lo pactado y haya hecho público el informe por su cuenta y criticó que el estado hebreo no haya cooperado con los organismos de la ONU que investigan el incidente.

"El informe (israelí) está sólo destinado a lavar la imagen de las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF)", se quejó.

El funcionario turco explicó que, antes de la partida de la Flota de la Libertad, un subsecretario del Ministerio de Exteriores turco, con la mediación del embajador estadounidense, pactó con los israelíes que la flotilla fuese detenida sin violencia por Israel y desviada a Egipto, algo que finalmente no ocurrió.

"Nuestra intención no es demonizar a Israel sino buscar justicia", alegó el representante turco y mantuvo la petición del gobierno de Ankara de que Tel Aviv se disculpe públicamente por las muertes y compense a las familias de las víctimas.