Jueves, 10 de Enero de 2008

La Comisión Bilateral acuerda el traspaso de inmigración y no resuelve Cercanías

EFE ·10/01/2008 - 18:53h

EFE - La ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, y el consejero de Interior y Relaciones Institucionales de Cataluña, Joan Saura, antes de presidir la cuarta reunión de la Comisión Bilateral entre el Estado y la Generalitat.

La Comisión Bilateral Estado-Cataluña ha acordado hoy los traspasos de competencias a la Generalitat en materia de inmigración, ordenación y gestión del litoral, comunicaciones electrónicas y homologación de títulos extranjeros no universitarios, pero no ha resuelto la transferencia de Cercanías.

Al término de la reunión, la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, y el conseller de Relaciones Institucionales de la Generalitat, Joan Saura, han remarcado en una rueda de prensa la relevancia de los compromisos adoptados.

Salgado ha destacado que, por primera vez en el estado autonómico, una comunidad gestionará las autorizaciones a trabajadores extranjeros y será responsable de algunos trámites de carácter laboral que hasta ahora asumían las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno.

A pesar de estos acuerdos, Saura ha lamentado que la imposibilidad de traspasar la red de Cercanías a la Generalitat "enturbia", en cierto modo, el balance de la Comisión Bilateral.

Salgado y Saura han subrayado la voluntad y el trabajo de ambas Administraciones para cerrar el traspaso de la gestión de Cercanías "lo antes posible", aunque no han aclarado plazos ni fechas concretas.

Sin querer señalar las discrepancias entre las propuestas de los dos Ejecutivos, ambos han coincido en la "extraordinaria complejidad" de este proceso, que, según ha explicado Salgado, se ha visto ralentizado por los problemas de la red ferroviaria, dado que el Gobierno ha imprimido todo su esfuerzo en solventarlos.

El Gobierno y la Generalitat han acordado, además, una inversión para siete años de 4.365 millones de euros en infraestructuras, que servirá en parte, según ha explicado Salgado, para solucionar los problemas de la red de Cercanías.

El próximo 4 de febrero, la subcomisión de Infraestructuras y Equipamientos definirá cómo se reparte esa cantidad, que responde a la disposición adicional tercera del Estatut, en la que se fijan las inversiones del Estado en Infraestructuras.

Entre los acuerdos alcanzados hoy en la Comisión Bilateral, destaca la asunción de la Generalitat de competencias en materia laboral y de inmigración, que le permitirá desarrollar una política propia en colaboración con el Estado.

En este punto, Salgado ha explicado que se contará con una ventanilla única para facilitar algunos trámites, como la autorización de residencia, que seguirá dependiendo de la Administración Central.

A pesar de que la inspección de trabajo ha sido uno de los asuntos que han quedado pendientes de concreción, la Comisión ha alcanzado un compromiso sobre el futuro modelo que permitirá hacer efectivo el traspaso.

En él figuran la creación de una Agencia Catalana de Inspección de Trabajo, su colaboración con la Administración Central y los ajustes legislativos para asegurar la coordinación en el ámbito Laboral y de Seguridad Social.

Respecto a la ordenación y gestión del territorio, se ha acordado que la Generalitat gestione las concesiones sobre el dominio público marítimo-terrestre, así como autorizaciones de servidumbres paso y sanciones.

La Comisión ha propiciado que la Generalitat se haga con el control del registro de instaladores y las actuaciones administrativas en materia de infraestructuras de telecomunicaciones en edificios.

El acuerdo recoge fórmulas de colaboración entre ambas Administraciones para que el Ejecutivo autonómico desarrolle funciones en la gestión de usos radioeléctricos, y en reclamaciones de radioaficionados y usuarios de banda ciudadana CB-27.

Gracias a las resoluciones de la Comisión, la Generalitat podrá también, a partir de ahora, homologar y convalidar títulos extranjeros en enseñanzas no universitarias.