Archivo de Público
Martes, 25 de Enero de 2011

Reyes ahora reniega de Pascua

Nuria Fernández apareció ayer en los Juzgados de Plaza de Castilla con la cara desencajada

IGNACIO ROMO ·25/01/2011 - 01:00h

Reyes Estévez, ayer.

Nuria Fernández apareció ayer en los Juzgados de Plaza de Castilla con la cara desencajada. La campeona europea de 1.500 metros estaba muy nerviosa, enfadada. Tenía cita con la jueza Pérez Barrios para declarar acerca de su anterior entrenador, Manuel Pascua, imputado por un delito de suministro de sustancias dopantes en la operación Galgo.

La madrileña declaró durante más de media hora ante la jueza, la fiscal, el abogado del Estado y los letrados de Pascua y Eufemiano Fuentes. Al salir ya era ella otra vez. Atendió a los periodistas, recordó que estaba allí "sólo en calidad de testigo" y aseguró que no lee la prensa: "Para no clavarme cuchillos todos los días".

"He dicho toda la verdad. La jueza era muy maja, me imaginaba otra cosa, como en las películas. He respondido a muchas preguntas pero no voy a entrar en detalles. No voy a decir nada, no quiero meter la pata", señaló. Nuria, quien ha sido señalada como A15 en los planes de dopaje intervenidos a Pascua por la Guardia Civil, explicó que en el interrogatorio no le habían enseñado "ninguna foto".

Sí le mostraron fotografías según reconoció él mismo a Reyes Estévez, presumiblemente las de la reunión con la doctora Yolanda Fuentes. El ex campeón europeo de 1.500 salió tranquilo y declaró que se está exagerando todo. "No es tanto como se está diciendo. A mi me parece que aquí hay mucho arroz para poco pollo", dijo nada más salir del Juzgado número 24.

"Creo que estuve en el sitio equivocado en el momento equivocado", confesó Estévez en relación a sus tres años en el grupo de entrenamiento de Pascua. "Nunca he tenido en mi poder sustancias prohibidas ni las he usado", recalcó.

Estévez indicó que está pensando en "volver a Barcelona" si no encuentra "otra alternativa", ya que su relación con el entrenador Landa "no va a ser definitiva". "Y espero que todo esto termine pronto para centrarme en los entrenamientos", indicó Reyes, que negó cualquier relación con la campeona del mundo de los 3.000 metros obstáculos. "No tengo nada que ver con Marta", aseguró.

También declararon ayer como testigos la velocista Murillo y el mediofondista Barrios, quien afirmó: "Me he reunido con algunas personas, pero de ahí a doparme...". Como imputado lo hizo José Luis Pascua, entrenador de ciclismo y hermano de Manuel. "Soy totalmente inocente", declaró al salir el que fuera preparador de Perico Delgado.

Ayer, la revista Interviú publicaba que Estévez acabó en el hospital el verano pasado tras una sesión de dopaje en relación con los Europeos de atletismo de Barcelona. "Has salido de otras, de esta saldrás también", le responde Pascua en la conversación pinchada por la Guardia Civil. La operación Galgo, una historia llena de pinchazos de todo tipo, sigue avanzando.