Jueves, 10 de Enero de 2008

El alcalde de un pueblo afectado por el fuego cree que "se ha hecho justicia" con la condena a Fecsa

EFE ·10/01/2008 - 13:29h

EFE - Un juez de Barcelona ha condenado a dos cargos de Fecsa-Endesa en Cataluña a dos años de prisión como responsables de un delito de incendio forestal por imprudencia grave en el verano de 1998.

Valentí Riera, alcalde de Aguilar de Segarra, uno de los municipios del Bages afectados por el incendio forestal declarado en 1998, ha manifestado hoy que "se ha hecho justicia" al conocer la sentencia que condena a Fecsa como responsable del fuego debido al mal estado de la línea eléctrica.

La Audiencia de Barcelona ha condenado hoy a dos cargos de Fecsa-Endesa en Cataluña a dos años de prisión como responsables de un delito de incendio forestal por imprudencia grave, que el verano del 1998 devastó 17.781 hectáreas del municipio de Aguilar de Segarra y otras 15 localidades de la Cataluña Central.

Los dos responsables de la compañía, el jefe de zona Agustín Manuel López y el jefe de mantenimiento Francesc Josep Archs, han sido condenados también a pagar más de 10.644.000 euros a unos 25 perjudicados por el fuego, mientras el juez declara a Endesa responsable civil subsidiaria de los daños.

Riera, uno de los alcaldes que formaban parte de la acusación particular contra la compañía Fecsa, se ha mostrado hoy satisfecho por esta sentencia, que "es positiva por nuestra demanda", y ha añadido que la "la indemnización principal es que se ha hecho justicia".

El alcalde ha afirmado que a partir de hoy se reunirá con sus abogados para estudiar detenidamente la sentencia, y estarán pendientes de los pasos que haga la parte contraria, en este caso FECSA.

Riera ha manifestado que durante estos dos años de litigio "hemos estado siempre al lado de los afectados".

Josep Maria Duocastella, vecino de Castelltallat, y que resultó gravemente herido por este incendio, ha coincidido en destacar en que se ha hecho justicia.

Duocastella ha afirmado que es triste "haber tenido que esperar diez años" para que el tribunal haya dictado esta sentencia.

En el momento de este gran incendio, Josep Maria Duocastella, que en la actualidad tienen 78 años, era el presidente de la ADF de la zona de Sant Mateu de Bages y hoy recordaba que por esos tiempos ya "nos preocupaba mucho el mal estado de la línea eléctrica" que pasa por la zona.

Duocastella ha agregado que es incalculable lo que se perdió con este devastador incendio que asoló la Cataluña central.