Archivo de Público
Domingo, 23 de Enero de 2011

Ahmadineyad dice que puede haber "resultados adecuados" y acusa a Israel

EFE ·23/01/2011 - 14:42h

EFE - El presidente iraní Mahmud Ahmadineyad. EFE/Archivo

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, anunció hoy que puede haber "resultados adecuados" en próximas reuniones con el 5+1 -integrado por Estados Unidos, el Reino Unido, China, Francia, Rusia y Alemania- si este grupo se compromete con la justicia y la legalidad.

En un discurso ante miles de personas en la ciudad septentrional iraní de Rasht, el mandatario iraní acusó a Israel de injerir en la negociación, y denunció que hay grupos en Europa y Estados Unidos que no desean el acuerdo

"Por los antecedentes y la mentalidad de la otra parte, nunca esperamos que se solucionasen los problemas en cuatro o cinco reuniones", en palabras de Ahmadineyad que citó la televisión estatal.

"Existe una oportunidad. Si la otra parte actúa de manera justa y con respeto, en las próximas reuniones podremos obtener buenos acuerdos", señaló.

Pero "sabemos que los sionistas incultos, ciertos Estados arrogantes, y algunos de los que quieren todo el poder en Europa y Estados Unidos no están interesados en una solución de los problemas", criticó.

Irán y el 5+1 concluyeron ayer en Estambul una nueva ronda de negociaciones sobre el controvertido programa nuclear iraní sin acuerdos ni avances concretos.

Durante la misma, las grandes potencias mundiales le pidieron al régimen iraní que entregara más uranio enriquecido como medida de confianza.

Sin embargo, el presidente iraní insistió hoy domingo en que el 5+1 tiene solo dos vías, "la primera seguir con el método antiguo con el que intentaron evitar que el pueblo iraní fuera nuclear", aunque "agotaron toda su capacidad y no pudieron evitarlo".

"Sepan que continuar con esa vía no tendrá otro resultado que (el que ha habido) hasta ahora. La enemistad no es beneficiosa para los enemigos de Irán", agregó Ahmadineyad.

El otro camino es "la colaboración" con Irán y el reconocimiento de lo que denominó los derechos inalienables de su país, agregó.

El mandatario advirtió de que "el pueblo iraní está unido. Cuando no era nuclear anuló todas las presiones. Ahora que posee tecnología, no le importáis nada. La nación no dará ni un paso hacia atrás".

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan al régimen iraní de ocultar, bajo su programa civil, otro de naturaleza clandestina y ambiciones bélicas cuyo objetivo sería adquirir armas atómicas.

Las sospechas se centran, sobre todo, en el programa de enriquecimiento de uranio de Irán, que ha advertido que bajo ningún concepto renunciará a este derecho.

Israel ha avisado en repetidas ocasiones que está dispuesto a atacar Irán si este país no detiene su esfuerzo atómico.