Archivo de Público
Domingo, 23 de Enero de 2011

El líder conservador se compara ante su hijo con Mourinho

 

 

Y. GONZÁLEZ / M.J. GÜEMES ·23/01/2011 - 00:00h

La imagen del líder del PP, Mariano Rajoy, sosteniendo la foto de su orla universitaria quedará como una de las instantáneas de la convención que los conservadores cierran hoy en Sevilla. Fue tomada en el transcurso de un encuentro con los jóvenes del partido. El regalo le llegaba de su tierra, de las Nuevas Generaciones (NN GG) de Galicia, acompañada de una pregunta sobre sus recetas para luchar contra el desempleo juvenil.

Fiel a su estilo, el líder del PP fue esquivo a la hora de ofrecer las propuestas que los más jóvenes de su formación le demandaron. Por contra, se recreó a la hora de responder a algunas preguntas de índole personal. Como cuando reconoció que no es fácil ser su hijo. Una conclusión a la que ha llegado observando el comportamiento del mayor de sus dos vástagos, de 11 años.

"Le molesta profundamente que alguien me pare por la calle, incluso que hablen bien de mí", aseguró entre miradas cómplices de sus compañeros. "Sabe a qué me dedico, le ha tocado vivir algunas cosas no agradables", añadió, para después hilar con la explicación que él el ofrece. "Yo le digo: mira lo que pasa con Mourinho (entrenador del Real Madrid), que hay unos que le ponen verde y otros que hablan bien de él", espetó recurriendo al deporte, uno de sus temas favoritos de conversación.

También dio una pista de cómo se siente ahora que todas las encuestas le ubican en la Moncloa. "Cuando te va bien, surgen los amigos por doquier. Cuando te va mal, el teléfono no suena nunca, cuando te va regular, vamos a estar ahí por si acaso, pero la familia está siempre". Menos se explayó cuando fue preguntado por la forma en la que va a conseguir "que el prestigio vuelva a la política".

"Nunca será portada de un periódico que fulano de tal trabaja mucho y es honrado y transparente", consideró mientras el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, luchaba entre la gente para hacerse un hueco en el debate. Precisamente él ha ocupado la primera página de muchos diarios.

Llegó un momento en el que pareció que iba a hacer autocrítica al hablar de los altos cargos de la Administración. "Creo que nos hemos pasado", dijo. Pero acto seguido disparó contra los socialistas. "Quien más se ha pasado es la izquierda", añadió sin dar más datos.

El acto fue presentado por Ignacio Uriarte, presidente de NN GG. Esta misma semana el Supremo le condenó a ocho meses sin carnet por conducir ebrio.