Archivo de Público
Domingo, 23 de Enero de 2011

El ex presidente de Sicilia irá a prisión por lazos mafiosos

DANIEL DEL PINO ·23/01/2011 - 00:00h

El Tribunal Supremo italiano confirmó ayer la condena a siete años de prisión al ex presidente regional de Sicilia, Salvatore Cuffaro, por colaboración con Cosa Nostra y revelación de secreto sumarial. El hasta ahora senador del grupo Populares Italianos Mañana (PID) entró en la cárcel de Rebbibia (Roma) tras conocerse la sentencia. El proceso judicial ha durado siete años, en los que Cuffaro ha ido recurriendo ante todas las instancias de la Justicia. Aún tiene abierto otro proceso en Palermo por presunta colaboración mafiosa.

"Afrontaré la pena como es justo que sea, ésta es una lección que dejo de ejemplo a mis hijos", dijo a los periodistas al entregarse a la policía. "Tengo un gran respeto por la magistratura, así que respeto la sentencia. Esta prueba, que no es nada fácil, ha reforzado mi confianza en la Justicia y sobre todo mi fe", agregó.

El proceso contra Cuffaro se abrió en 2003, cuando fue acusado de informar al mayor empresario de la sanidad privada siciliana, Michele Aiello, y al capo de Cosa Nostra, Giuseppe Guttadauro, de que estaban siendo investigados por el Cuerpo Antimafia. Cuffaro supo de las maniobras contra ambos gracias a infiltrados en el departamento policial.

Las grabaciones de sus conversaciones telefónicas con Aiello, condenado ayer a 15 años de cárcel por asociación mafiosa, parecían una prueba suficientemente sólida para encarcelarlo, pero el senador, que no dimitió como presidente siciliano hasta 2008, logró esquivar a la Justicia hasta ayer.

Cuffaro procede de la Democracia Cristiana defenestrada en los 90 tras el escándalo Tangentopoli. En 2001 entró en las filas de la Unión de Centro, heredera directa de aquel partido. Ayer, su líder, Pierferdinando Casini, dijo sentirse "triste" y "convencido de que no es un mafioso". El año pasado formó el PID y se convirtió en fiel aliado de Silvio Berlusconi.