Archivo de Público
Sábado, 22 de Enero de 2011

Salt defiende en la calle la convivencia y pide penas duras para reincidentes

EFE ·22/01/2011 - 13:07h

EFE - Un momento de la manifestado hoy en Salt (Girona) a favor de la convivencia en el municipio y para mostrar su rechazo a la quema de vehículos y de contenedores producidos tras el accidente de un joven que huía de la Policía y que falleció.

Unos 3.000 vecinos de Salt (Girona) han salido hoy a la calle para defender la convivencia ciudadana y pedir penas más duras contra los multirreincidentes, para acabar así con las tensiones y los incidentes de los últimos días y poder recuperar la paz social.

La manifestación, convocada por diversas plataformas ciudadanas, ha transcurrido en silencio, sin incidentes y con la presencia en la cabecera de representantes de asociaciones locales y de inmigrantes, bajo el lema unitario "Volem viure a Salt en pau i bé" (Queremos vivir en Salt en paz y bien).

Los convocantes y la propia alcaldesa han celebrado como un "éxito" la presencia de inmigrantes en la marcha, que se ha celebrado como respuesta a la quema de vehículos y contenedores provocados por un grupo de jóvenes para protestar por las heridas graves que sufrió un menor marroquí -fallecido posteriormente-, cuando huía de la policía.

Al término de la manifestación, la juez de paz de Salt, Maria Carbó, ha leído el manifiesto unitario en el que la sociedad civil de la localidad exige a las administraciones soluciones a favor de la convivencia y que se revise la ley para castigar más duramente la multirreincidencia.

En el manifiesto, suscrito por más de doscientas entidades del municipio, se reclama a la consellería de Interior que "la seguridad no sea un hecho puntual", y a la de Justicia, que sea "valiente" a la hora de revisar la ley para contemplar penas más duras contra delincuentes multirreincidentes.

Por su parte, la alcaldesa de Salt, Iolanda Pineda, que durante la manifestación se ha mantenido en un segundo plano, ha asegurado que el amplio dispositivo policial en el municipio se mantendrá "tanto tiempo como sea necesario", hasta que se "tranquilice la situación".

"Tendremos que ver cómo se desarrollan los hechos y estar atentos a lo que pueda pasar", ha manifestado Pineda, que ha remarcado que la detención esta pasada madrugada de tres menores por la quema de otros tres coches demuestra que el dispositivo policial es "eficaz y eficiente".

"Da igual el lugar donde se ha nacido, el color de la piel o el Dios al que se le reza", ha subrayado Iolanda Pineda para dejar claro el espíritu por el que apuesta Salt, aunque ha mantenido al mismo tiempo su reclamación de una mayor rigidez en la aplicación de leyes o un cambio de las mismas para evitar lo que ella entiende como impunidad de delincuentes reincidentes.

Para la alcaldesa, la manifestación convocada por la sociedad civil de Salt ha finalizado con un balance positivo: "Hemos dado un ejemplo de ciudadanía y hemos estado a la altura de lo que se esperaba de Salt y de todos nosotros. Salt confía en sí misma, podemos estar orgullosos".

Pineda considera que el futuro del municipio pasa por estar "juntos" y "sin exclusiones", por lo que ha tendido la mano para empezar un "plan de pueblo donde se sume no tan sólo la voluntad política, sino también la de la sociedad civil".

Como muestra de unión ciudadana para superar las diferencias, al término de la manifestación se ha levantado en la plaza del Ayuntamiento un castillo humano para simbolizar esa colaboración entre todos los vecinos, independientemente de su nacionalidad.

Tras disolver la manifestación, los portavoces de las diferentes asociaciones convocantes han destacado el éxito de la concentración, que han considerado como un punto y aparte en el clima de convivencia de Salt.