Archivo de Público
Sábado, 22 de Enero de 2011

"Ben Alí nunca será juzgado"

Entrevista a Michael Willis, experto en Magreb de la Universidad de Oxford

GUILLAUME FOURMONT ·22/01/2011 - 08:00h

Michael Willis.

El Gobierno de unidad fracasó a causa de la vieja guardia. ¿Deben irse los del antiguo régimen para permitir la transición?

La población tunecina quiere acabar con 23 años de dictadura y por eso se manifestó contra el Gobierno de unidad y por eso este se derrumbó. Algunos del antiguo régimen, como el primer ministro Mohamed Ghanuchi, son relativamente limpios, tecnócratas que no deberían causar problemas. Pero sí debe irse, por ejemplo, el ministro de Defensa, culpable de muchos crímenes. Es necesario que algunos se queden para asegurar cierta estabilidad, pero la oposición debe entrar en el Gobierno.

¿Qué papel pueden jugar los islamistas?

Los islamistas eran importantes en los ochenta, antes de ser perseguidos. El líder Rached Ghanuchi [en el exilio en Londres desde hace 20 años] está a favor de un sistema plural y democrático.

Parece bastante optimista.

Sí. Porque Túnez es un país pequeño con una población urbana y educada. No creo que la población se radicalice. Es una gran oportunidad para alcanzar la democracia.

Los suicidios a lo bonzo se multiplican en Argelia y en Egipto. ¿Teme un efecto dominó en la zona?

Túnez tiene sus propias circunstancias y está claro que la población de los otros países mira lo que está pasando. Pero las autoridades de los países vecinos, también. Piensan en cómo salvarse en caso de revueltas. Lo ocurrido en Túnez es una lección para esos regímenes.

¿Qué va a pasar con Ben Alí? ¿Será juzgado?

Nunca volverá a Túnez. Se intentará juzgarle por corrupción, claro, pero no se conseguirá nunca llevarlo ante la Justicia.