Jueves, 10 de Enero de 2008

El duque de Edimburgo escribió cartas "crueles" a lady Di, según una testigo

EFE ·10/01/2008 - 18:04h

EFE - La reina Isabel de Inglaterra y su esposo, el duque de Edimburgo, quien -según el testimonio de una testigo- escribió cartas "crueles" a Diana de Gales.

El duque de Edimburgo, marido de Isabel II, escribió cartas "crueles" a la princesa Diana en las que le reprochaba su comportamiento, según indicó hoy una especialista en medicina alternativa que conocía a lady Di.

En su declaración ante el juez encargado de la investigación judicial sobre el fallecimiento de la princesa, el 31 de agosto de 1997 en París, Simone Simmons, aseguró que ella misma había visto algunas de las misivas que el esposo de la Reina de Inglaterra había enviado a Diana.

Según su testimonio, las cartas que el príncipe Felipe remitió a lady Di, y que datan de 1994 y 1995, eran "despectivas".

Esta especialista en tratamientos alternativos recordó que conoció a la princesa en 1993 y que fue entonces cuando trabaron amistad, pese a que ambas mujeres, según sostiene un periodista de la cadena británica BBC, Nicholas Witchell, tuvieron varios desacuerdos.

Durante la vista celebrada hoy en Londres, Simmons afirmó que una de las cartas que le había enseñado la propia lady Di estaba escrita a mano y que una segunda a máquina.

"Diana me leyó una en alto. Estaba absolutamente furiosa, al mismo tiempo iba imitando la voz del duque y al final de la carta, comentó: 'vaya cara'", rememoró hoy la testigo.

De acuerdo con Simmons, el marido de Isabel II hizo observaciones "crueles y despectivas" sobre el comportamiento de la princesa.

Por otro lado, en su declaración, la especialista en medicina alternativa señaló que había recopilado bajo el colchón de su cama lo que ella llamaba un "dossier" con material que la princesa había ido guardando sobre minas anti-persona.

Sobre este documento, Simmons comentó que era bastante extenso pero que lo había "quemado" tras el fallecimiento de lady Di, por "temor" a lo que le pudiera pasar a ella.

"Pensé que si podían eliminar a Diana, podrían eliminar a cualquiera y yo aprecio mi vida", señaló.

No obstante, también matizó que no creía que ningún miembro de la familia real le "hubiera hecho ningún daño" a la princesa.

En vistas anteriores, el jurado del caso vio extractos de otras correspondencias entre lady Di y el duque de Edimburgo, en las que la princesa se refería al marido de Isabel II como "querido papá" y le agradecía su "gran capacidad de comprensión y tacto".