Archivo de Público
Viernes, 21 de Enero de 2011

Almagro y Robredo y Verdasco, ya están en los octavos de Australia

Djokovic y Federer serán sus próximos rivales.

PUBLICO.ES / EFE ·21/01/2011 - 09:20h

AFP PHOTO - Robredo celebra un punto.

Ya tenemos a tres españoles en los octavos de final del Open de Australia. Nicolás Almagro fue el primero tras superar al croata Ivan Ljubicic (6-4, 7-6(8) y 6-3) en el encuentro de tercera ronda.

Poco después se le unió Tommy Robredo, que superó al ucraniano Sergey Stakhovsky (5-7, 6-2, 6-4 y 6-2) y alcanzó, por cuarto año consecutivo, los octavos de final del Abierto de Australia.

El último de los tres componentes en llegar a la cuarta ronda en Melbourne Park fue Verdasco. El tenista madrileño ha tenido el encuentro más plácido ante el japonés Kei Nishikori.

Ahora viene lo difícil, porque los rivales en octavos son de áupa: Almagro jugará contra Djokovic, Robredo lo hará contra Federer y Verdasco contra el checo Tomas Berdych.

Almagro accedió a la cuarta eliminatoria del primer Grand Slam del curso por segundo año consecutivo. Nunca ha pasado de aquí en Australia. El curso pasado fue el francés Jo Wilfried Tsonga el que se interpuso en su camino. En esta ocasión se topa con el serbio Novak Djokovic, tercer favorito. Nicolás Almagro, que había perdido tres de sus cuatro partidos anteriores contra Ljubicic, al que no vencía desde el 2007 en Cincinnati (EEUU), jugó a un gran nivel en los momentos clave del choque.

Robredo, por su parte, tiene entre ceja y ceja volver a la parte alta del torneo después del mal curso que padeció en el 2010, un año de sequía después de cuatro con, al menos, algún éxito. El español mostró un juego firme, sobre todo a partir del segundo set, lo que le valió la victoria. Tommy Robredo se enfrentará en la carta ronda a Federer, que ganó por la vía rápida al belga Xavier Malisse (6-3, 6-3 y 6-1).

Un buen papel

Verdasco mostró sus sensaciones positivas gracias a un juego sólido y compacto. Sólo perdió su saque en el primer parcial, pero lo compensó con tres 'breaks' que le permitieron encarrilar el choque. Sin bajar el ritmo ni relajarse, el noveno favorito logró roturas en el séptimo y quinto juegos de la segunda y tercera manga, respectivamente, para finiquitar su partido. La próxima cita, recogerá a su primer rival de nivel, el checo Tomas Berdych, finalista en Wimbledon 2010.

Noticias Relacionadas