Archivo de Público
Viernes, 21 de Enero de 2011

Sin amenaza

S. BRITO ·21/01/2011 - 08:56h

El diablo debajo de la piel

Director: michael winterbottom
Género:
thriller psicológico
Reparto:
cassey afleck, jennifer hudson, elias koteas, jessica alba
Duración:
108 minutos 

EN SÍNTESIS

Lou Ford (Casey Affleck) es el ayudante del ‘sheriff' de un rincón de Texas, que vive la explosión petrolera de los cincuenta. Ford es un tipo educado y es considerado por sus vecinos un hombre de reputación intachable. Pero el pequeño pueblo (infierno) donde vive es un lugar de apariencias. En Lou late una pulsión sádica que acabará brotando primero con el asesinato de su amante (Jessica Alba) y del hijo del magnate del pueblo. Frío y brutal, y a la vez cariñoso y apasionado con su novia (Jennifer Hudson), Lou no podrá poner freno a su instinto asesino , al tiempo que investiga las muertes que él mismo ha provocado.  

COMENTARIO

La película que nos llega como ‘El diablo bajo la piel' es en realidad ‘El asesino dentro de mí'. La traducción (una vez más cuestionable) pasa por alto que buena parte de los espectadores potenciales de este filme son los seguidores del novelista Jim Thompson (además de los de Winterbottom), que en España no son pocos. Pero no es lo único que no cuadra a la hora de abordar la decimoquinta película de Michael Winterbottom -que una vez más y en coherencia con su prolífica y diversa carrera vuelve a marcarse un buen salto de estilo-. La película ha recibido una buena sarta de palos por su supuesta misoginia y sus excesos violentos. Un ejemplo más de la fiebre de lo políticamente correcto que nos asola. Quizás los que creen que el director británico se ha excedido no han leído una novela violenta como pocas cuya traslación al cine no podía más que enseñar la brutalidad de un personaje trastornado. Ahí no está el problema de la adaptación, que ante todo pretende ser fiel. De hecho, el respeto de Winterbottom por el texto de Thompson recuerda aquello que dijo Kubrick al adquirir los derechos de ‘The Killer inside me' (que nunca llegó a llevar a la pantalla). El director de ‘The Killing' decía que era "el relato en primera persona más espeluznante y creíble sobre una mente perturbada" que había leído nunca . Pero la turbación que produce la lectura de este clásico del ‘pulp' americano y de la novela psicológica, no consigue crearla el británico. Sí en cambio Casey Affleck, cuyo físico aniñado, medias sonrisas y voz susurrante contrastan con la brutalidad y sadismo de sus actos. La sospecha empieza con los estilizados títulos de crédito que parecen propios del pop y no del ‘pulp'. De ahí en adelante, asistimos al relato desde el exterior sin que la limpieza y la falta de pulso narrativo nos transmita amenaza ni nos traslade a la mente retorcida del protagonista como hacía la novela. El filme es correcto y fiel, pero deja frío.

EL NOVELISTA

La relación de Jim Thompson con el cine fue extensa pero no siempre grata. Cuando ya era novelista, después de haber pasado por todo tipo de trabajos (desde una panificadora a periodista) y de haberse bebido buena parte de las reservas de alcohol de EEUU, empieza a trabajar para el cine. En 1955 escribe ‘Atraco perfecto' para Stanley Kubrick, con quien también colaborará en ‘Senderos de gloria'. ‘El asesino dentro de mí' ya fue adaptada en 1976. Pero fue una disputa con Sam Peckinpah por su adaptación de ‘La huida' lo que lo acabó alejando de Hollywood.