Archivo de Público
Viernes, 21 de Enero de 2011

Detenido un ultraderechista en Salt por quemar contenedores

Muere el joven que huía de la policía y cuyo accidente provocó altercados

ELISABET ESCRICHE ·21/01/2011 - 08:00h

TONI VILCHES - Los contenedores quemados la noche del jueves en Salt, que fueron apagados por los vecinos.

La localidad de Salt, limítrofe con Girona, vivió ayer otra jornada de tensión tras el anuncio de la muerte del menor que se cayó a un patio interior mientras lo perseguía la policía y cuyo accidente desencadenó los altercados del pasado fin de semana. Horas antes la Policía Local informó de la detención de un ciudadano de extrema derecha que fue sorprendido quemando un contenedor de basura en una calle céntrica de Salt.

Francisco Arboleas, vecino de Salt de 33 años, fue detenido la madrugada del jueves quemando un contenedor en el cruce de las calles Pacheco y Torres i Bages, una zona donde residen básicamente inmigrantes. Dos jóvenes de origen magrebí y un matrimonio gambiano, que vieron cómo prendía fuego, alertaron a la policía y ayudaron a apagar las llamas.

Integrante de grupos de extrema derecha, Arboleas tienen antecedentes penales por robos con violencia e intimidación, violencia de género, y tráfico de drogas. Cuando fue detenido iba borracho.

El pasado sábado se quemó en Salt una docena de coches y motos y una decena de contenedores y, pese a que no se ha practicado detención alguna todavía, los hechos se atribuyen a un grupo de menores inmigrantes que el viernes por la noche ya habían protagonizado incidentes cuando protestaban por el accidente de Mohamed Reda, de 16 años, que había caído de una altura de cinco pisos.

Reda, que fue perseguido por la policía local por haber robado una moto, falleció ayer en el Hospital Josep Trueta de Girona y los Mossos d'Esquadra, presentes de forma permanente desde el pasado domingo, blindaron el municipio para evitar posibles altercados. Durante el día, reinó la calma en las calles de Salt.

La alcaldesa, Iolanda Pineda, lamentó la muerte del menor pero también recordó que este "trágico episodio" no justifica "ningún tipo de acto de vandalismo" ni en un pasado ni en un futuro. Pineda también hizo un llamamiento a la "paz" y "la concordia" en la ciudad. "Juntos, lo vuelvo a decir, juntos, es la única manera que labraremos la convivencia, con todos, sin exclusiones, sumando y no restando", insistió en su comunicado.